Cameron ve "completamente inaceptable" la carne de caballo en hamburguesas

miércoles 16 de enero de 2013 18:01 CET
 

LONDRES (Reuters) - La venta de hamburguesas de vacuno que contenían carne de caballo por parte de la cadena de supermercados Tesco fue condenada el miércoles por el primer ministro británico y probablemente supondrá bochorno y dinero para la empresa.

"Las personas de nuestro país estarán muy preocupadas al leer esta mañana que cuando pensaban que compraban carne de vacuno estaban comprando algo que tenía carne de caballo", dijo al Parlamento el primer ministro David Cameron.

"Es una situación totalmente inaceptable", dijo, pidiendo una investigación urgente a la Agencia de Estándares de Alimentación británica.

El escándalo se produce sólo una semana después de que el consejero delegado de la empresa Philip Clarke dijera que Tesco había "recuperado la forma" en Reino Unido tras batir las previsiones de los analistas sobre ventas navideñas. Tesco había calificado el exitoso relanzamiento de su gama de carnes como un factor que había contribuido a unas ventas más fuertes en los últimos tres años.

Sin embargo, la Agencia de Seguridad Alimentaria de Irlanda (FSAI por sus siglas en inglés) halló ADN de carne de caballo en hamburguesas de ternera que Tesco vendía en Reino Unido e Irlanda, en un informe conocido a última hora del martes.

La FSAI dijo que las hamburguesas de vacuno en las tiendas Dunnes, Lidl, Aldi e Iceland también tenían ADN de caballo.

Dijo que la mayoría de las hamburguesas afectadas contenían niveles muy bajos de ADN de caballo, pero que en una muestra de Tesco la carne suponía un 29 por ciento de la carne.

Los analistas dijeron que la noticia, que acaparaba titulares en diarios británicos e irlandeses el miércoles y provocó un río de chistes a costa de Tesco en Twitter, correos electrónicos y mensajes de texto, era un revés para las relaciones públicas de Tesco.

"La noticia probablemente reduzca, al menos temporalmente, la confianza de los consumidores en la calidad de la marca Tesco", dijo Caroline Gulliver, analista de Espirito Santo Investment Bank.   Continuación...

 
La venta de hamburguesas de vacuno que contenían carne de caballo por parte de la cadena de supermercados Tesco fue condenada el miércoles por el primer ministro británico y probablemente supondrá bochorno y dinero para la empresa. En la imagen de archivo, un cliente observa la carne a la venta en una tienda de Tesco en Bishop's Stortford, Inglaterra, el 26 de noviembre de 2012. REUTERS/Suzanne Plunkett