"Bello Jorge", secretario personal del Papa, portada de Vanity Fair

martes 15 de enero de 2013 17:05 CET
 

MADRID (Reuters) - El arzobispo Georg Ganswein, secretario personal del papa Benedicto XVI y conocido como "Bello Jorge" por los medios italianos, se ha convertido en un auténtico chico de portada.

El prelado ha sido retratado para la portada de Vanity Fair.

La portada de la edición italiana de la revista muestra al arzobispo de 56 años y de brillantes ojos azules sonriendo sobre un titular que dice: "Padre Georg - No es un pecado ser guapo".

La revista llama a Ganswein "El George Clooney de San Pedro" y dice que le dedica una portada para homenajear su reciente ascenso al rango de arzobispo y como reconocimiento por su creciente poder en la Iglesia Católica.

Una portavoz de la revista dijo que Ganswein no fue entrevistado para el artículo y no posó para la foto de portada y añadió que se trataba de un primer plano de una fotografía existente.

Ganswein, que ha sido el secretario personal de Benedicto XVI desde que el ex cardenal Joseph Ratzinger fuera elegido líder de la Iglesia católica en 2005, fue ascendido a arzobispo a principios de este mes.

Alemán, como el Papa, fue ascendido al trabajo de prefecto de la Casa Pontificia, un puesto que incrementará significativamente su poder, mientras el Papa se hace más viejo y frágil.

Como prefecto, Ganswein, que ya es una de las figuras más reconocibles y poderosas de la corte papal, organizará todas las audiencias privadas y públicas del Papa y su agenda diaria.

Y, puesto que mantendrá su puesto como secretario privado, tendrá incluso más poder para decidir sobre quién accede al Papa, de 85 años.

Vanity Fair dijo que el artículo sobre Ganswein se trataba de una "aproximación al perfil de un monseñor en particular". La revista sale a la venta el miércoles.

 
El arzobispo Georg Ganswein, secretario personal del papa Benedicto XVI y conocido como "Bello Jorge" por los medios italianos, se ha convertido en un auténtico chico de portada. El prelado ha sido retratado para la portada de Vanity Fair. En la imagen, la portada de la revista, difundida el 15 de enero de 2013. REUTERS/Vanity Fair press office