La actividad espacial de China despierta inquietud en EEUU

lunes 14 de enero de 2013 16:25 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos está preocupado por la creciente capacidad de China para interrumpir el servicio de sus satélites militares y de inteligencia, a medida que Pekín busca expandir sus proyectos en el espacio, dijeron varias fuentes en Washington y expertos del sector aeroespacial.

Un informe clasificado de inteligencia estadounidense elaborado a finales del año pasado analizó las numerosas actividades de China en el espacio y detalló la creciente vulnerabilidad de los satélites de Estados Unidos que proveen comunicaciones militares seguras, advierten sobre lanzamiento de misiles enemigos y suministran coordenadas precisas de posibles blancos, dijeron fuentes no autorizadas para hablar en público.

"Fue una evaluación muy creíble y aleccionadora que ahora está generando mucha actividad en diversos ámbitos", dijo un ex funcionario del Gobierno familiarizado con los programas por satélite de seguridad interior de Estados Unidos.

El informe de inteligencia activó la alarma sobre la capacidad de Pekín de interrumpir las labores de satélites en las órbitas más alejadas, lo cual pondría en riesgo buena parte de las actividades aeroespaciales de mayor confidencialidad de Estados Unidos, según las fuentes.

En los últimos años, China ha realizado numerosos experimentos antisatelitales en las órbitas más bajas.

Ante la alerta desatada, Washington está observando de cerca las actividades chinas que puedan emplearse para afectar el funcionamiento de los satélites estadounidenses. También ha instado a Pekín a no repetir su maniobra de enero de 2007, que creó una enorme cantidad de "basura espacial", dijo un funcionario de Defensa.

Los detalles sobre las últimas iniciativas de China que han generado inquietud siguen siendo clasificados.

SISTEMAS EEUU VULNERABLES

Hace seis años, China destruyó uno de sus satélites meteorológicos caducos en la órbita cercana la Tierra, creando más de 10.000 piezas de escombros que suponen un riesgo para otras naves espaciales. El gigante asiático realizó otra maniobra menos destructiva en enero de 2010.   Continuación...

 
Estados Unidos está preocupado por la creciente capacidad de China para interrumpir el servicio de sus satélites militares y de inteligencia, a medida que Pekín busca expandir sus proyectos en el espacio, dijeron varias fuentes en Washington y expertos del sector aeroespacial. En esta imagen de archivo, soldados frente al cohete Larga Marcha II-F, cargado con el módulo no tripulado Tiangong-1, antes de su lanzamiento de la plataforma de Lanzamiento en Jiuquan, en la provincia china de Gansu, el 29 de septiembre de 2011. REUTERS/Petar Kujundzic/Files