Millones de hindúes acuden al Ganges en el festival más sagrado

lunes 14 de enero de 2013 14:08 CET
 

ALLAHABAD, India (Reuters) - Más de un millón de eufóricos santones hindúes y peregrinos se zambulleron el lunes en el río sagrado Ganges en la India para lavar sus pecados, en un estridente comienzo de una reunión religiosa en constante crecimiento, que ya es la más grande del mundo.

Una vez cada 12 años, decenas de millones de peregrinos llegan a la pequeña ciudad de Allahabad, en el norte del país, procedentes de todos los lugares de India para el Maha Kumbh Mela, en el lugar en el que los ríos Ganges y Yamuna se unen con un tercer río mítico. Eso conllevaría que el festival fuera el mayor de los que se han celebrado.

Las autoridades creen que durante los dos próximos meses un total de 100 millones de personas pasarán por la ciudad temporal que cubre un área más grande que Atenas en una amplia ribera.

Después de un comienzo lento, el jefe de policía Alok Sharma dijo que 1,5 millones de personas se habían reunido a las 8 a.m. del lunes, y había más en camino.

Dos hombres con rastas a caballo surgieron del humo espeso del campamento antes del amanecer, seguidos por una multitud de santones desnudos manchados con ceniza, conocidos como sadhus, y uno de ellos, de forma incongruente, vestía una chaqueta. Exactamente cinco minutos después de las seis, gritaron y empezaron a bailar en el río.

El antiguo festival cuya dimensión cada vez es mayor, dado que en parte refleja la creciente población de la India, también es visto como una prueba de que la vida espiritual está creciendo junto a la creciente clase media, cuyo poder adquisitivo está en alza.

El festival tiene sus raíces en una tradición hindú que dice que el dios Vishnu arrebató a los demonios una urna de oro que contenía el néctar de la inmortalidad.

En una lucha de 12 días por la posesión, cayeron cuatro gotas de la Tierra, en las ciudades de Allahabad, Haridwar, Ujain y Nasik. Cada tres años el Kumbh Mela es celebrado en alguno de estos lugares, y el festival en Allahabad es el más sagrado de todos.

Con una antigüedad de más de 2.000 años, el festival es un punto de encuentro para los hindúes sadhus, ya que algunos viven en bosques o cuevas del Himalaya, y pertenecen a docenas de congregaciones interrelacionadas. Las sectas tienen su propia administración y eligen a sus líderes, pero también son conocidas por los violentos enfrentamientos que se producen entre ellas.

/Por Frank Jack Daniel/

 
Más de un millón de eufóricos santones hindúes y peregrinos se zambulleron el lunes en el río sagrado Ganges en la India para lavar sus pecados, en un estridente comienzo de una reunión religiosa en constante crecimiento, que ya es la más grande del mundo. En la imagen, santones hindues entran en el Ganges en Allahabad, el 4 de enero de 2013. REUTERS/Jitendra Prakash