Miles de rusos marchan contra la prohibición de adopciones a estadounidenses

domingo 13 de enero de 2013 17:55 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - Decenas de miles de personas, algunas calificando al presidente Vladimir Putin como un "asesino de niños", se manifestaron el domingo en Moscú contra la ley que prohíbe a los estadounidenses adoptar niños rusos.

Envueltos en sombreros y abrigos para combatir el frío, los manifestantes gritaron "¡Rusia sin Putin!" y "Putin es un asesino de niños", mientras recorrían el Anillo de los Bulevares de la ciudad, vigilados por miles de policías y un helicóptero.

Muchos llevaban fotografías del legisladores pro-Kremlin que respaldaron la prohibición, con la palabra "Vergüenza" impresa.

La prohibición, en vigor desde el 1 de enero, ha profundizado la frialdad en las relaciones entre Rusia y EEUU en el primer año del nuevo mandato de Putin y ha complicado el resentimiento entre su gobierno y sus oponentes que han protagonizado protestas callejeras durante un año.

La ley se aprobó apresuradamente en el Parlamento, dominado por el partido de Putin, en respuesta al Acta Magnitsky que niega visados a los rusos acusados de violaciones a los derechos humanos y sus activos en Estados Unidos.

Los diputados rusos que aprobaron la prohibición dicen que está justificada por la muerte de 19 niños rusos adoptados por familias estadounidenses en la década pasada, y por lo que perciben como un tratamiento indulgente de esos padres por parte de los tribunales y la policía estadounidenses.

Los manifestantes acusaron a Putin de usar a los huérfanos como peones, y dijeron que serían los niños quienes sufrirían, mientras que algunos pidieron la disolución de la Duma, la cámara baja del parlamento.

"Sin adopción, estos niños no tienen opción", dijo Dmitry Belkov, uno de los organizadores de la protesta. "Esta ley es peor para estos niños que el tratamiento que reciben algunos animales en otros países".

La ley se llama Dima Yakovlev, el nombre de un niño que murió después de que su padre adoptivo estadounidense lo dejara encerrado en un coche sofocante. Cuando Putin firmó la ley el 28 de octubre, también emitió un decreto para mejorar las condiciones de los niños en los orfanatos.

La participación en la protesta, que la policía estimó en 9.500 personas pero que según testigos fueron 40.000, avivará las esperanzas entre los enemigos de Putin de que la prohibición de las adopciones aliente un movimiento opositor que ha perdido fuerza después de no conseguir que Putin fuera elegido presidente el pasado marzo para un periodo de seis años.

 
Decenas de miles de personas, algunas calificando al presidente Vladimir Putin como un "asesino de niños", se manifestaron el domingo en Moscú contra la ley que prohíbe a los estadounidenses adoptar niños rusos. En la imagen, participantes en la manifestación en Moscú, el 13 de enero de 2013. REUTERS/Sergei Karpukhin