10 de enero de 2013 / 15:22 / en 5 años

Una hija de Klaus Kinski le acusa de violación cuando era niña

BERLÍN (Reuters) - Una hija del fallecido Klaus Kinski, el actor alemán de rostro peculiar que protagonizó películas como "Fitzcarraldo", le ha acusado en un libro de violarla cuando era niña durante un periodo de 14 años.

"Permanecí en silencio durante años porque me prohibió hablar de ello", dijo Pola Kinski, que tiene hoy 60 años, a la revista Stern en una entrevista publicada el jueves.

"Lo terrible es que una vez me dijo que era algo completamente natural, que los padres de todo el mundo hacían eso con sus hijas", dijo.

Klaus Kinski, que falleció en 1991 en California a los 65 años, fue conocido por sus interpretaciones de personajes maniacos y obsesivos para el director alemán Werner Herzog, en películas como "Aguirre: la cólera de Dios", "Nosferatu, fantasma de noche" y "Fitzcarraldo", en 1982.

También apareció en la cinta de David Lean "Doctor Zhivago" en 1965 y en spaghetti westerns como "Por un puñado de dólares", con Clint Eastwood, en 1965.

El actor, que nació en Polonia en 1926 y sirvió en el Ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo una serie de problemas mentales que incluyeron un intento de suicidio. Su prolongada relación con Herzog estuvo marcada por peleas temperamentales y en ocasiones violentas.

La autobiografía de Pola Kinski, "Kindermund" (De las bocas de los nichos) habla de que la sometió a abusos sexuales violentos y luego la agasajaba con regalos caros.

"Me pagaba para que fuera su pequeño objeto sexual entre algodones", dijo Stern.

El actor tuvo otros dos hijos con su segunda y tercera mujer - la estrella Nastassja Kinski y un hijo, Nikolai. Los tres se convirtieron en actores.

Reuters contactó con representantes de Nastassja y Nikolai Kinski para que hicieran comentarios, en Estados Unidos y Alemania, respectivamente, pero no se consiguió una respuesta inmediata.

Pola Kinski dijo que escribió el libro para ayudar a "otros que han vivido algo similar", pero también porque estaba harta de oír hablar de forma reverencial de su famoso padre.

"No podía soportar escuchar más: ¡'Tu padre! ¡Genial! ¡Siempre me encantó!'. Siempre decía, 'sí, sí'. Desde su muerte, esta adulación ha ido a peor", dijo.

El diario de mayor tirada del país, el Bild, escribió que Pola Kinski debería ser considerada "una heroína" por haber tenido la valentía de hablar de lo que "probablemente miles de hijas no se atreven a decir".

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below