Transocean pagará 1.400 millones de dólares por derrame en Golfo de México

viernes 4 de enero de 2013 08:22 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El operador de plataformas petroleras Transocean ha acordado pagar 1.400 millones de dólares (1.073 millones de euros) para resolver los cargos presentados por el Gobierno de Estados Unidos tras el enorme derrame de petróleo en un pozo de BP en el Golfo de México en 2010.

El acuerdo, dado a conocer por el Departamento de Justicia, incluye 1.000 millones de dólares en multas civiles y 400 millones en sanciones penales.

La compañía ha separado 1.950 millones de dólares en potenciales pérdidas relacionadas con el derrame del pozo Macondo, incluidos 1.500 millones de dólares por su acuerdo anticipado con el Departamento de Justicia.

Aún está pendiente un acuerdo con la comisión de demandantes que representa a más de 100.000 individuos y dueños de negocios que reclaman daños y perjuicios económicos y médicos por el derrame.

La analista de UBS Angie Sedita dijo que el coste final que deberá pagar Transocean por el derrame en Macondo podría alcanzar los 4.000 millones de dólares, incluyendo un acuerdo con los demandantes que podría tardar "años en resolverse".

El año pasado, BP alcanzó un acuerdo estimado en 7.800 millones de dólares para liquidar su deuda con los demandantes.

Las acciones de Transocean subieron un 6,4 por ciento, a 49,21 dólares, el jueves en la bolsa de Nueva York.

"El punto importante para mí es que ahora pueden alejar la gran nube negra que había sobre ellos", dijo Phil Weiss, analista del sector petrolero en Argus. "Tomo esto como algo positivo, incluso pese a que la cifra es un poco más alta que la que yo esperaba", agregó.

Barclays Capital dijo que el acuerdo era menor a su estimación de 2.500 millones de dólares y que creía que la claridad resultante conduciría a una "significativa recalibración de la valoración" para la compañía.   Continuación...

 
El operador de plataformas petroleras Transocean ha acordado pagar 1.400 millones de dólares (1.073 millones de euros) para resolver los cargos presentados por el Gobierno de Estados Unidos tras el enorme derrame de petróleo en un pozo de BP en el Golfo de México en 2010. En la imagen, barcos de emergencia tratan de contener las llamas tras la explosión en la Costa de Louisiana, el 21 de abril de 2010. REUTERS/U.S. Coast Guard/Handout