El cometa ISON podría eclipsar a la luna a fines de 2013

sábado 29 de diciembre de 2012 11:29 CET
 

(Reuters) - Un cometa que se encamina hacia la Tierra podría eclipsar la luna llena cuando pase a finales del año que viene, si sobrevive a su cercano encuentro con el sol.

El objeto descubierto recientemente, conocido como cometa ISON, pasará a 1,9 millones de kilómetros del centro del sol el 28 de noviembre de 2013, dijo el astrónomo Donald Yeomans, director del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra, de la NASA, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California.

A medida que el cometa se aproxime, el calor del sol evaporará el hielo en su masa, creando lo que podría ser una espectacular cola que será visible durante la noche en la Tierra sin necesidad de telescopios ni prismáticos desde octubre de 2013 a enero de 2014.

Eso sucederá si el cometa sobrevive.

El cometa ISON podría deshacerse cuando se acerque al sol, o tal vez no generar una cola de partículas de hielo visible desde la Tierra.

Objetos como el cometa ISON se originan en la nube de Oort, un conjunto de rocas congeladas que orbitan al sol a una distancia 50.000 veces mayor que la de la Tierra. Cada cierto tiempo, un elemento se aleja de la nube y comienza una extensa órbita en solitario alrededor del sol.

El 21 de septiembre, dos astrónomos aficionados de Rusia detectaron lo que parecía ser un cometa en imágenes tomadas por un telescopio de 0,4 metros que es parte de la Red Óptica Científica Internacional (ISON, por sus siglas en inglés).

Los astrónomos siguieron el descubrimiento con un telescopio más grande en el Observatorio Maidanak, en Uzbekistán. Otros astrónomos hicieron lo mismo la noche siguiente, confirmando que el objeto, ubicado más allá de la órbita de Júpiter en la constelación de Cáncer, era un cometa.

La trayectoria del cometa ISON es muy similar a la de uno observado en 1680, que era tan brillante que su cola se podía ver durante el día.   Continuación...

 
Un cometa que se encamina hacia la Tierra podría eclipsar la luna llena cuando pase a finales del año que viene, si sobrevive a su cercano encuentro con el sol. En la imagen de archivo, eclipse lunar en diciembre de 2011. REUTERS/Ali Jarekji