Los niños pobres tienen la mayor tasa de mortalidad hospitalaria

miércoles 26 de diciembre de 2012 09:32 CET
 

(Reuters) - Los niños de los barrios pobres que están hospitalizados son más propensos a morir antes del alta que los de las áreas más ricas.

Esta diferencia se mantuvo aunque la cantidad de muertes de todos los niños en los hospitales estudiados fue menor que la esperada.

"A pesar de la alta calidad de la atención pediátrica de nuestro país, algunas disparidades aún persisten", dijo el doctor Jeffrey Colvin, autor principal de un nuevo estudio y profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri-Kansas City.

Con su equipo reunió información de 42 hospitales pediátricos de Estados Unidos, incluidas más de 1.000.000 de internaciones durante 2009 y 2010; 8950 pacientes murieron en el hospital. El equipo detectó un aumento progresivo de la mortalidad a medida que disminuía el ingreso familiar.

La mortalidad se distribuyó de la siguiente manera: 0,7 por ciento de niños de los barrios más ricos; 0,8 por ciento de niños de los barrios acomodados y 0,9 por ciento de niños de las dos zonas postales más pobres. La cantidad de muertes de niños de las áreas más pobres fue un 29 por ciento mayor que en los niños de los barrios más ricos.

"Hay muchas formas en las que la pobreza se mete debajo de la piel. En parte, lo hace a través de la privación material: insuficiencia alimentaria y vivienda en mal estado, falta de acceso a la atención. También influyen las características del barrio, como el acceso a una alimentación saludable o la violencia", dijo Colvin.

En algunos casos, como en los niños con cáncer, trastornos respiratorios o enfermedades infecciosas, el ingreso familiar no importó. Esos niños eran tan propensos a morir, sin importar la calidad socioeconómica del barrio.

Pero en los pacientes de cinco especialidades médicas (neonatología, cardiología, gastroenterología, neurología y cirugía), la relación entre el ingreso y la mortalidad hospitalaria se mantuvo.

Por ejemplo: murió el 4,3 por ciento de los pacientes neonatales de los barrios más pobres, comparado con el 2,6 por ciento de los pacientes neonatales de los barrios más ricos. También murió el 1,8 por ciento de los pacientes cardíacos pobres, versus el 1,3 por ciento de los pacientes cardíacos ricos.   Continuación...