Quentin Tarantino aborda el tormentoso pasado de América en "Django"

lunes 24 de diciembre de 2012 17:41 CET
 

LOS ÁNGELES (Reuters) - Veinte años después de que Quentin Tarantino presentara su primera película, "Reservoir Dogs", el director ha vuelto la mirada hacia la historia de la esclavitud en Estados Unidos, hilando una historia repleta de sangre, a su más puro estilo, en "Django desencantado".

Tarantino, de 49 años, es sinónimo de violencia y humor negro, como ha mostrado en "Malditos bastardos" o "Pulp Fiction".

En "Django desencadenado", que se estrena en Estados Unidos el día de Navidad, mezcla la acción de un spaghetti western con una venganza racial en el siglo XIX, antes de la abolición de la esclavitud en Estados Unidos.

Jamie Foxx es un esclavo cuya libertad la compra un ex dentista, interpretado por Christoph Waltz. Ambos comienzan como ladrones de botines, mezclándose con buscavidas y ladrones de ganado antes de fijar su atención en los brutales dueños de plantaciones en el sur de Estados Unidos.

Tarantino tiene experiencia en tratar la violencia. Pero el director dijo que tuvo "mucho miedo" por filmar escenas de esclavitud, después de haber sido criticado por usar despectivamente el término "niger" para referirse a los negros.

El director dijo que en un principio dudó de pedir a los actores negros que interpretaran a esclavos que son encadenados y fustigados, e incluso consideró rodar fuera de Estados Unidos.

Pero una cena con el veterano actor ganador del Oscar Sidney Poitier, al que Tarantino calificó de "figura paterna", cambió de opinión cuando Poitier le dijo que no tuviera miedo por la película.

"Esta película es una historia americana profunda, profunda, profunda y es necesario que la haga un estadounidense, y ha de estar protagonizada por estadounidenses. Muchas películas que abordan este tema han sido interpretadas por británicos haciendo de sureños y crea distancia", dijo Tarantino.

La película ha recibido buenas críticas y se espera que obtenga alguna candidatura al Oscar en enero, después de haber logrado cinco nominaciones a los Globos de Oro.   Continuación...

 
Veinte años después de que Quentin Tarantino presentara su primera película, "Reservoir Dogs", el director ha vuelto la mirada hacia la historia de la esclavitud en Estados Unidos, hilando una historia repleta de sangre, a su más puro estilo, en "Django desencadenado". En la imagen,, Tarantino en la promoción de "Django desencadenado" en Nueva York el 16 de noviembre de 2012. REUTERS/Carlo Allegri