Una tienda madrileña propone guillotinas como símbolo de la crisis

viernes 21 de diciembre de 2012 09:55 CET
 

MADRID (Reuters) - En medio de una profunda crisis económica y mientras crece el descontento hacia las sucesivas medidas de austeridad impuestas en España, una tienda madrileña ha empezado a vender lo que espera se convierta en el símbolo de las protestas: guillotinas.

"Creo que cada vez van a surgir (...) más iniciativas de este tipo", comentó Juan Manuel del Olmo, informático de 30 años que ha creado junto con el diseñador gráfico Eduardo Garrido, de 28 años, la marca 198, en alusión a la generación de los nacidos en los 80, en un país con el 50 por ciento de los jóvenes en paro.

"Cuando una sociedad tiene una crisis de valores, los ciudadanos no se ven recompensados por lo que sus gobernantes les ofrecen, los símbolos de protesta y de reivindicación nacen desde todos los ámbitos", dijo.

Lemas como "que el próximo parado sea un diputado" coreados en las protestas -en ocasiones multitudinarias- de los últimos meses reflejan el descontento de la población contra las medidas de austeridad impuestas por el Gobierno de Mariano Rajoy en un intento de cumplir los objetivos de déficit pactados con la UE.

El primer producto de la marca 198 fue una camiseta de una hipotética selección de fútbol republicana, lanzada antes de la pasada Eurocopa y en plena crisis de imagen para la Corona española por un viaje de ocio del soberano a Botsuana y por un escándalo de corrupción que ha salpicado al yerno del Rey.

Desde entonces, han ido aumentando su catálogo con camisetas que recogen lemas de las manifestaciones españolas, como "Rodea el Congreso". Este mes han abierto su tienda física, con las guillotinas como estrella.

El dispositivo, de tamaño natural pero con una hoja de cartón en lugar de acero, se vende por 190 euros, se fabrica en un taller tradicional de carpintería en Madrid, y aunque Garrido y Del Olmo señalan que la venden con pérdidas, esperan compensar el gasto con la comercialización de otros artículos y confían en que la idea de emplearlas como símbolo se extienda fuera de España.

Por ahora tienen encargados tres de estos dispositivos (para un bar, una cadena de televisión local y una tienda), y están barajando una versión mas pequeña que los clientes puedan colocar en su mesa o sacarla a la calle.

/Por Cristina Fuentes-Cantillana/

 
En medio de una profunda crisis económica y mientras crece el descontento hacia las sucesivas medidas de austeridad impuestas en España, una tienda madrileña ha empezado a vender lo que espera se convierta en el símbolo de las protestas: guillotinas. En la imagen ,los propietarios Juan Manuel del Olmo (D) y Eduardo Garrido posan con una guillotina en su tienda de Madrid, el 20 de diciembre de 2010. REUTERS/Andrea Comas