La fiebre del "fin de los días" maya alcanza su punto culminante en México

viernes 21 de diciembre de 2012 08:15 CET
 

CHICHEN ITZA, México (Reuters) - Miles de místicos, hippies y vagabundos espirituales llegan a las ruinas de las ciudades mayas el viernes para celebrar un nuevo ciclo en el calendario maya, ignorando los temores en algunos sectores que creen que la fecha podría anunciar el fin del mundo.

Bailarines indígenas mexicanos con ropas brillantes gritaban e invocaban a un dios serpiente cerca de las ruinas de Chichén Itzá el jueves en la noche, mientras turistas esperaban el comienzo de una "era dorada" de la humanidad.

"Lo veo como un cambio de una energía, el cambio de una guardia, el cambio de la conciencia universal", dijo Serg Miejylo, un jardinero de 29 años de edad, originario de Connecticut.

Usando sandalias, fumando un cigarrillo enrollado y exhibiendo rastas rubias, Miejylo es uno de los que se incorporaron a las festividades en sitios mayas del sur de México y partes de Centroamérica.

Pero mientras la gente en el lugar estaba celebrando, el cierre del decimotercer bak'tun -un período de unos 400 años- en el calendario de 5.125 años de antigüedad de los mayas ha generado temores entre grupos en todo el mundo de que el fin de los tiempos está cerca.

Un estudioso estadounidense dijo que la fecha podría ser vista como una especie de "Armagedón" por la ilustre cultura mesoamericana, y con el tiempo la idea se convirtió en la creencia de que el calendario maya predijo la destrucción de la Tierra.

El temor a suicidios en masa, meteoritos, cortes enormes de energía, desastres naturales, epidemias o un asteroide que chocaría con la Tierra han circulado en Internet antes del 21 de diciembre.

La policía china ha detenido a unas 1.000 personas esta semana por difundir rumores acerca del 21 de diciembre, y las autoridades en Argentina han restringido el acceso a una montaña popular entre los observadores de ovnis después de que comenzaron a extenderse los rumores de que se había planeado un suicidio masivo allí.

En Texas, el magnate de los videojuegos Richard Garriott de Cayeux decidió organizar su fiesta más elaborada a medianoche - sólo en caso de que la Tierra llegue a su fin.   Continuación...

 
Miles de místicos, hippies y vagabundos espirituales llegan a las ruinas de las ciudades mayas el viernes para celebrar un nuevo ciclo en el calendario maya, ignorando los temores en algunos sectores que creen que la fecha podría anunciar el fin del mundo. En la imagen, actores indígenas locales mayas actúan durante la representación "Sagrados Momentos de la vida de los Maya" en la localidad de Valladolid, en el estado mexicano de Yucatán, el 20 de diciembre de 2012. REUTERS/Francisco Martin