2012 termina como el año más mortífero para los periodistas

jueves 20 de diciembre de 2012 13:06 CET
 

PARÍS (Reuters) - Más periodistas que nunca, en los 17 años desde que se comenzó a realizarse el control por parte de Reporteros Sin Fronteras (RSF), murieron mientras ejercían su trabajo en 2012, dándose la mayoría de los casos en Siria y Somalia.

Un total de 88 periodistas perdieron la vida, un tercio más que el año anterior, mientras las fuerzas de seguridad en varias zonas de conflicto reprimieron una nueva generación de periodistas ciudadanos que intentaban documentar sus actividades, dijo el grupo activista con sede en París.

"La elevada cifra de periodistas muertos en 2012 se debe principalmente al conflicto de Siria, al caos en Somalia y a la violencia de los talibanes en Pakistán", dijo en un comunicado Christophe Deloire, director de RSF.

Los responsables de maltratar o matar a los periodistas, fotógrafos y camarógrafos no se enfrentaron por lo general a ningún castigo, generando un sentido de impunidad que fomenta más violencia, agregó.

En Siria, donde los rebeldes llevan luchando contra las fuerzas leales al presidente Bashar el Asad desde marzo de 2011, las informaciones de periodistas ciudadanos han llenado parcialmente el vacío dejado por un bloqueo al periodismo independiente.

Las grabaciones de aficionados con teléfonos móviles de batallas callejeras, escenas en hospitales y la devastación causada por los bombardeos han dado aliento a las nuevas organizaciones que tratan de retratar la vida en el lugar de los hechos.

"Sin su acción, el régimen sirio sería capaz de imponer un bloqueo total a la información en algunas regiones y llevar a cabo su matanza sin que nadie lo vea", dijo RSF.

Una vigilancia sofisticada de datos permite a los gobiernos controlar quien está publicando noticias en Internet así como su ubicación física. Si son amenazados, los periodistas ciudadanos a menudo carecen de los medios para buscar seguridad fuera de su país.

Aunque las fuerzas gubernamentales son las culpables de la mayoría de los ataques, Reporteros Sin Fronteras dijo que los rebeldes podrían estar detrás de algunas ejecuciones en Siria, el lugar más mortífero para los periodistas en 2012.

Un total de 17 periodistas profesionales, entre ellos Marie Colvin, una reportera de Estados Unidos que trabajaba para el periódico británico Sunday Times, 44 periodistas ciudadanos y cuatro colaboradores fueron asesinados allí este año.

Somalia fue el segundo país más peligroso para los periodistas, donde 18 resultaron muertos, seguido de Pakistán con 10 y México con seis muertes, la mayoría llevadas a cabo por organizaciones criminales.

 
Más periodistas que nunca, en los 17 años desde que se comenzó a realizarse el control por parte de Reporteros Sin Fronteras (RSF), murieron mientras ejercían su trabajo en 2012, dándose la mayoría de los casos en Siria y Somalia. En la imagen, de 16 de mayo, un hombre porta una foto de la periodista Marie Colvin, que perdió la vida en Siria. REUTERS/Stefan Wermuth