La NASA estrella dos sondas en una montaña de la Luna

martes 18 de diciembre de 2012 10:57 CET
 

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters) - Un par de sondas de la NASA que tenían el objetivo de realizar el mapa gravitacional de la Luna chocaron el lunes contra una montaña lunar, poniendo fin a una misión de un año que estaba arrojando luz sobre cómo se formó el Sistema Solar.

Las naves Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad (GRAIL, por sus siglas en inglés) sobrevolaban la Luna, permitiendo a los científicos obtener detallados mapas de gravedad. Las sondas aceleraban ligeramente a medida que encontraban regiones más densas con una gravedad más fuerte y se ralentizaban en zonas menos densas.

Midiendo con precisión la distancia entre las dos sondas, los científicos descubrieron que la corteza lunar es más delgada de lo que esperaban y que los impactos sobre su superficie hicieron incluso más daños a nivel subterráneo.

Sin combustible y acercándose cada vez más a la superficie lunar, estaba programado que las sondas se estrellaran contra una montaña cercana al polo norte de la Luna, evitando un encuentro casual con cualquier Apolo u otras reliquias que permanecen en la superficie procedentes de expediciones previas.

"Sentimos la angustia del final de la misión", dijo Charles Elachi, director del Laboratorio de Propulsión Reactiva de la NASA en Pasadena, California, quien supervisó la misión. "Por otra parte, hay una celebración porque esta misión ha logrado una ciencia tremenda".

La agencia espacial de Estados Unidos perdió la comunicación por radio con la primer nave espacial a las 5:28 p.m EST (22:28 GMT) y con la segunda unos veinte segundos más tarde, dijo un comentarista sobre la misión de la NASA.

El lugar donde aterrizaron las sondas recibió el nombre de la primera mujer estadounidense en llegar al espacio, Sally Ride, quien organizó el programa de divulgación educativo del GRAIL antes de su muerte en julio. La nave espacial incluyó cámaras que fueron manejadas por estudiantes.

Después de completar su misión principal en mayo, las sondas GRAIL, cada una de un tamaño aproximado al de una lavadora pequeña, se acercaron a la superficie lunar, cayendo en sus órbitas desde unos 55 km a menos de la mitad de esa altura para aumentar su sensibilidad.

El 6 de diciembre, las sondas, llamadas Ebb y Flow, volaron a unos 11 km para hacer un último mapa detallado del cráter más joven de la Luna.   Continuación...

 
Un par de sondas de la NASA que tenían el objetivo de realizar el mapa gravitacional de la Luna chocaron el lunes contra una montaña lunar, poniendo fin a una misión de un año que estaba arrojando luz sobre cómo se formó el Sistema Solar. La NASA ha llamado al lugar donde se estrellaron las sondas GRAIL - mostrado en esta ilustración - con el nombre de la fallecida astronauta Sally K. Ride, la primera estadounidense que voló al espacio y miembro del equipo de esta misión. REUTERS/NASA/Handout