Condenado a 10 años de cárcel el ciberacosador de Scarlett Johansson

martes 18 de diciembre de 2012 10:31 CET
 

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - Un hombre de Florida que se declaró culpable de piratear cuentas de correo electrónico de distintos famosos para acceder a fotos en las que aparecían desnudos y a información privada fue condenado el lunes a diez años de prisión por un juez federal en Los Ángeles.

Ex empleado de una oficina, Christopher Chaney, de 36 años, dijo antes del juicio que pirateó las cuentas de la estrella del cine Scarlett Johansson y de otros famosos porque era adicto a espiar sus vidas personales.

Los abogados dijeron que Chaney accedió de manera ilegal a las cuentas de correo electrónico de más de 50 personas relacionadas con la industria del entretenimiento, incluyendo las de Johansson, la actriz Mila Kunis y las cantantes Christina Aguilera y Renee Olstead, desde noviembre de 2010 a octubre de 2011.

Chaney, quien en un principio fue acusado de 28 cargos relacionados con la piratería, llegó en marzo a un acuerdo con los fiscales por nueve delitos graves, incluyendo intervenciones electrónicas y acceso sin permiso a ordenadores protegidos.

"No sé qué más decir salvo que lo siento", dijo Chaney durante su sentencia. "No volverá a suceder de nuevo".

Chaney fue condenado a pagar 66.179 dólares (unos 50.100 euros) como indemnización para las víctimas.

Los fiscales recomendaron 71 meses de prisión para Chaney, quien se enfrentó a una sentencia máxima de 60 años.

TRISTE JOHANSSON

Los fiscales dijeron que Chaney filtró algunas de las fotografías privadas a dos páginas web sobre famosos y a un hacker.   Continuación...

 
Un hombre de Florida que se declaró culpable de piratear cuentas de correo electrónico de distintos famosos para acceder a fotos en las que aparecían desnudos y a información privada fue condenado el lunes a diez años de prisión por un juez federal en Los Ángeles. Imagen de archivo del condenado, Christopher Chaney, al llegar a un tribunal federal en Los Ángeles en noviembre de 2011. REUTERS/Mario Anzuoni