Ben Affleck entierra su pasado y su estrella comienza a brillar

viernes 14 de diciembre de 2012 14:43 CET
 

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - Le ha costado 10 años de trabajo duro y películas independientes, pero finalmente Ben Affleck ha dejado en el pasado su pesadilla "Bennifer".

Affleck, de 40 años, que fue un personaje habitual de la prensa rosa y se arriesgó a convertirse en el hazmerreír durante su romance con Jennifer López y su fiasco cinematográfico "Gigli", está de vuelta en lo más alto de Hollywood, consiguiendo alabanzas por su trabajo tanto delante como detrás de las cámaras.

Quince años después de que compartiera un Oscar con Matt Damon por su primer guión, "El indomable Will Hunting", vuelven los rumores por una probable segunda candidatura a los Oscar el mes que viene. Sería la primera vez para Affleck desde 1997.

"Argo", su última película, en parte thriller y en parte una historia cómica del rescate en la vida real de seis diplomáticos estadounidenses en Irán en 1980, consiguió esta semana cinco candidaturas para los Globos de Oro y una del Sindicato de Actores en la categoría de mejor elenco.

Dirigida, producid y protagonizada por Affleck, también ha complacido a la crítica y recaudado unos 160 millones de dólares en la taquilla mundial.

En "Argo", el aspecto aseado de Affleck cambia por un corte de pelo largo y desgreñado y una barba al estilo de los años 70 para su interpretación del oficial de la CIA Tony Méndez, que fingió un proyecto cinematográfico falso para sacar a seis rehenes de Teherán después de la revolución islámica.

Las alabanzas que está recibiendo ahora siguen a los titulares embarazosos que atrajo con su romance con López entre 2002 y 2004.

"Fue difícil verlo recibir patadas en los dientes durante todos esos años porque la percepción sobre él no era la de quien realmente es", dijo el actor Matt Damon en declaraciones a Reuters.

"Fue molesto para muchos de sus amigos porque él es el tío más inteligente, divertido, agradable, amable, y con talento ... Así que fue duro. Ahora simplemente estoy emocionado. Se merece todo lo que va a tener", agregó.   Continuación...

 
Le ha costado 10 años de trabajo duro y películas independientes, pero finalmente Ben Affleck ha dejado en el pasado su pesadilla "Bennifer". En la imagen, el actor durante una gala en Beverly Hills, California, el 22 de octubre de 2012. REUTERS/Mario Anzuoni