14 de diciembre de 2012 / 13:27 / en 5 años

Ben Affleck entierra su pasado y su estrella comienza a brillar

Le ha costado 10 años de trabajo duro y películas independientes, pero finalmente Ben Affleck ha dejado en el pasado su pesadilla "Bennifer". En la imagen, el actor durante una gala en Beverly Hills, California, el 22 de octubre de 2012.Mario Anzuoni

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - Le ha costado 10 años de trabajo duro y películas independientes, pero finalmente Ben Affleck ha dejado en el pasado su pesadilla "Bennifer".

Affleck, de 40 años, que fue un personaje habitual de la prensa rosa y se arriesgó a convertirse en el hazmerreír durante su romance con Jennifer López y su fiasco cinematográfico "Gigli", está de vuelta en lo más alto de Hollywood, consiguiendo alabanzas por su trabajo tanto delante como detrás de las cámaras.

Quince años después de que compartiera un Oscar con Matt Damon por su primer guión, "El indomable Will Hunting", vuelven los rumores por una probable segunda candidatura a los Oscar el mes que viene. Sería la primera vez para Affleck desde 1997.

"Argo", su última película, en parte thriller y en parte una historia cómica del rescate en la vida real de seis diplomáticos estadounidenses en Irán en 1980, consiguió esta semana cinco candidaturas para los Globos de Oro y una del Sindicato de Actores en la categoría de mejor elenco.

Dirigida, producid y protagonizada por Affleck, también ha complacido a la crítica y recaudado unos 160 millones de dólares en la taquilla mundial.

En "Argo", el aspecto aseado de Affleck cambia por un corte de pelo largo y desgreñado y una barba al estilo de los años 70 para su interpretación del oficial de la CIA Tony Méndez, que fingió un proyecto cinematográfico falso para sacar a seis rehenes de Teherán después de la revolución islámica.

Las alabanzas que está recibiendo ahora siguen a los titulares embarazosos que atrajo con su romance con López entre 2002 y 2004.

"Fue difícil verlo recibir patadas en los dientes durante todos esos años porque la percepción sobre él no era la de quien realmente es", dijo el actor Matt Damon en declaraciones a Reuters.

"Fue molesto para muchos de sus amigos porque él es el tío más inteligente, divertido, agradable, amable, y con talento ... Así que fue duro. Ahora simplemente estoy emocionado. Se merece todo lo que va a tener", agregó.

Con un diamante enorme y rosa en un anillo de compromiso para López y los cotilleos sobre Rolls Royces, la pareja apodada "Bennifer" protagonizó en 2003 la comedia romántica "Gigli", que recibió múltiples premios Razzie como peor comedia del año.

VENDER REVISTAS, NO ENTRADAS

Damon, en contraste, estaba viendo resurgir su carrera con la saga Bourne, "Syriana" e "Infiltrados". Pero recuerda la pena de Affleck.

"Me dijo 'Estoy en el peor sitio en el que puedes estar. Vendo revistas, no entradas de cine'. Recuerdo que nuestro agente llamó al editor de US Weekly rogándole que no lo pusiera en ninguna portada más. 'Por favor para, sólo para'", dijo Damon.

Más o menos un año después de romper con López, Affleck se casó con la actriz Jennifer Garner, tuvo el primero de sus tres hijos con ella y comenzó a escribir y dirigir películas pequeñas pero admiradas como "Adiós pequeña, adiós" en 2007 y "Ciudad de ladrones" en 2010.

El mes pasado, fue nombrado artista del año por la publicación Entertainment Weekly, principalmente por "Argo".

El actor convertido en director dijo que dirigir los varios tonos de la película fue su mayor reto.

"Tuve que sintetizar elementos de comedia y el tema político y esta historia real de thriller dramático ... Estaba asustado y era intimidante", dijo Affleck a Reuters.

El trayecto hasta la ceremonia de los Oscar en febrero se considera ahora como una victoria fácil, pero Affleck no está convencido de que el éxito sea más dulce en la segunda ocasión.

"Es más difícil. Por un lado, viniendo de la oscuridad, tienes una posición de partida neutral. Debido a la prensa sensacionalista y a la sobreexposición yo empezaba con déficit", dijo.

"Puede ser muy desagradable estar en medio de tanta fealdad. Pero simplemente bajé la cabeza y decidí que iba a trabajar tan duro como pudiera, y nunca dejé entrar en mi mente la posibilidad de que pudiera fracasar, al menos conscientemente. Inconscientemente, sabía que podía fracasar y estaba realmente asustado, así que esto me hizo trabajar más duro".

/Por Jill Serjeant/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below