La enfermera de la broma de la pareja real británica se ahorcó

jueves 13 de diciembre de 2012 11:47 CET
 

LONDRES (Reuters) - La enfermera británica que se suicidó tras haber sido engañada por una llamada de broma al hospital donde estaba siendo tratada la esposa embaraza del príncipe Guillermo, Kate, se ahorcó en un armario de su piso, dijo el jueves la policía.

El cuerpo de Jacintha Saldanha fue hallado el pasado viernes, días después de contestar una llamada telefónica de una radio australiana y pasarla a una compañera que reveló detalles del tratamiento de la duquesa de Cambridge, ingresada por sufrir náuseas y vómitos matutinos fuertes.

El inspector jefe James Harman dijo al juez de instrucción, que certifica las causas de la muerte, que Saldanha fue encontrada ahorcada con una bufanda.

"También tenía algunas heridas en la muñeca", dijo. En el lugar de la escena se encontraron también tres notas.

La broma fue noticia en todo el mundo, así como la noticia de que Saldanha, que estaba casada y tenía dos hijos, aparentemente se había suicidado después, dando lugar a una condena generalizada de la emisora de radio involucrada, 2Day FM.

Los presentadores Mel Greig y Michael Christian habían telefoneado al hospital privado rey Eduardo VII a las 5:30 de la madrugada, hora local, haciéndose pasar por la abuela de Guillermo, la reina Isabel, y su padre, el heredero de la corona príncipe Carlos.

A pesar de sus no muy convincentes imitaciones, Saldanha, que descolgó el teléfono, transfirió la llamada a la enfermera en la sala de Kate, y ésta ofreció una breve descripción de su estado.

 
La enfermera británica que se suicidó tras haber sido engañada por una llamada de broma al hospital donde estaba siendo tratada la esposa embaraza del príncipe Guillermo, Kate, se ahorcó en un armario de su piso, dijo el jueves la policía. En la imagen, Lisha Barboza con su padre, Ben, que lleva en la mano una fotografía de su esposa fallecida, Jacintha Saldanha, en Londres el 10 de diciembre de 2012. REUTERS/Dylan Martinez