Reino Unido presenta su controvertido plan de bodas gay

martes 11 de diciembre de 2012 19:14 CET
 

LONDRES (Reuters) - El Gobierno británico reveló el martes sus planes para permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo que han dividido al Partido Conservador del primer ministro David Cameron y en algunas confesiones han causado temor a verse obligadas a celebrar estos enlaces.

Las parejas gays ya pueden tener "asociaciones civiles", que les dan los mismos derechos que los matrimonios, pero los activistas dicen que la distinción da la impresión de que la sociedad considera inferiores a las relaciones gays.

Cameron ha puesto énfasis en que es un firme partidario del matrimonio gay pero que no quiere obligar a los diputados de su partido a votar a favor de la ley, que se aplicará en Inglaterra y Gales y entrará en vigor al final del mandato del actual Parlamento en 2015. Escocia tiene prevista otra legislación sobre bodas entre personas del mismo sexo.

Entre los detractores de la medida se encuentran la Iglesia de Inglaterra y varios diputados conservadores.

"En cada siglo, el Parlamento ha actuado, en ocasiones radicalmente, para asegurar que el matrimonio sea un reflejo de nuestra sociedad, para mantenerlo relevante y significativo", dijo al Parlamento la secretaria de Cultura, Maria Miller.

"Para mí, extender el matrimonio a las personas del mismo sexo fortalecerá, y no debilitará, esta institución vital, y la respuesta que publico hoy deja claro que permitiremos a las parejas del mismo sexo casarse en una ceremonia civil", agregó.

"También permitiremos a aquellas organizaciones religiosas que quieran celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo que puedan hacerlo".

EXCLUSIÓN ANGLICANA

Sin embargo, Miller dejó claro que las propuestas mantendrán la ilegalidad para que las iglesias de la Iglesia de Inglaterra casen a parejas gays - una exclusión solicitada por la propia Iglesia.   Continuación...

 
El Gobierno británico reveló el martes sus planes para permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo que han dividido al Partido Conservador del primer ministro David Cameron y en algunas confesiones han causado temor a verse obligadas a celebrar estos enlaces. En la imagen, el primer ministro británico David Cameron (izq) y el viceprimer ministro Nick Clegg en un acto público en Londres el pasado 4 de diciembre. REUTERS/Neil Hall