Strauss-Kahn llega a un acuerdo con una empleada en una demanda por acoso

lunes 10 de diciembre de 2012 21:18 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn y la empleada de hotel que lo acusó de abuso sexual el año pasado alcanzaron un acuerdo el lunes para resolver la demanda civil presentada contra el ex político francés.

En una audiencia en una corte de Nueva York el lunes, el juez Douglas McKeon anunció que ambas partes alcanzaron un acuerdo para poner fin al litigio, aunque dijo que los detalles, incluyendo la cantidad que Strauss-Kahn pagaría a la limpiadora Nafissatou Diallo, en concepto de daños, no serán divulgados.

El acuerdo pone fin a un escándalo sexual que obligó a Strauss-Kahn, de 63 años, a renunciar a su cargo en el FMI y echó por tierra sus planes de presentarse a la presidencia de Francia.

Con el pacto termina una saga legal que comenzó cuando Diallo, de 33 años, contó a la policía que Strauss-Kahn la había atacado en la suite que ocupaba en el hotel Sofitel Hotel en Manhattan, Nueva York, el 14 de mayo de 2011. En su demanda alegaba que un Strauss-Kahn desnudo había salido del baño de su habitación y le había obligado a practicarle sexo oral.

Los fiscales dijeron en un primer momento que confiaban en las pruebas aportadas, que incluían ADN de un presunto encuentro sexual. Pero rechazaron el caso en agosto de 2011 tras expresar sus preocupaciones sobre la credibilidad de Diallo, apuntando que había incoherencias en su relato de lo que sucedió inmediatamente después del incidente.

McKeon dijo que también se había alcanzado un acuerdo para otra demanda presentada por Diallo contra el New York Post por una información del tabloide que decía que era prostituta. Los términos de ese acuerdo tampoco se darán a conocer.

Strauss-Kahn, por su parte, presentó a principios de este año una contrademanda contra Diallo por difamación. El ex político dijo que su encuentro sexual fue consentido pero admitió que había sido un "error moral".

La resolución del caso civil deja a Strauss-Kahn más cerca de acabar con sus problemas legales, que han persistido tras su regreso a Francia después del incidente de Nueva York.

Strauss-Kahn está a la espera de la decisión de un tribunal francés sobre su petición de paralizar una investigación para determinar si debe ser juzgado por cargos relacionados con el proxenetismo en fiestas sexuales a las que asistía.

En los últimos meses, Strauss-Kahn ha empezado a reanudar su carrera discretamente, dando discursos en conferencias privadas y creando una consultoría en París.

 
El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn y la empleada de hotel que lo acusó de abuso sexual el año pasado alcanzaron un acuerdo el lunes para resolver la demanda civil presentada contra el ex político francés. En la imagen, Nafissatou Diallo, la empleada de hotel que acusó al ex director genere del FMI Dominique Strauss-Kahn de abuso sexual, habla junto a su abogado Ken Thompson (izquierda) fuera de la corte estatal de Nueva York durante una rueda de prensa, el 10 de diciembre de 2012. REUTERS/Shannon Stapleton