La 'marea blanca' marcha de nuevo en Madrid en defensa de la sanidad

domingo 9 de diciembre de 2012 16:19 CET
 

MADRID (Reuters) - Miles de personas marcharon el domingo por el centro de Madrid en una nueva manifestación en defensa de la sanidad pública y contra la que consideran una privatización encubierta de la atención sanitaria que repercutirá en el paciente.

Los manifestantes, que marcharon ataviados con las batas blancas de los trabajadores sanitarios bajo el lema "La sanidad no se vende, se defiende", protestaban por tercera vez en las últimas semanas por los planes regionales en un área que es de las más afectadas por los recortes derivados de la crisis económica.

"Pensamos que a corto y largo plazo va a disminuir la calidad existencial y nos gustaría explicarlo", dijo Pedro Yuste, cirujano general del hospital 12 de octubre madrileño, en declaraciones recogidas por RNE.

La marcha exigía la retirada del plan de sostenibilidad, que prevé la privatización de la gestión de seis hospitales y decenas de centros de salud, y la supresión del euro por receta médica que ha impuesto Comunidad de Madrid con el rechazo del Gobierno central.

La sanidad, que al igual que la educación son competencias que tienen transferidas los gobiernos regionales, ha sido uno de los sectores más afectados por los recortes llevados a cabo por las comunidades autónomas, que son responsables de una tercera parte del gasto total del Estado.

La nueva protesta se produce cuando la sanidad madrileña continúa esta semana la huelga indefinida de los médicos contra un plan que en su opinión abre la puerta a que las empresas privadas gestionen centros sanitarios, repercutiendo en la calidad asistencial de los pacientes.

La consejería de Sanidad madrileña ha defendido su plan como una forma de dar viabilidad a la sanidad pública, en un contexto en el que las autoridades españolas tratan de cumplir con los estrictos criterios de déficit impuestos por Bruselas.

La Comunidad de Madrid, una de las más ricas en cuanto a ingresos de sus ciudadanos, ha presentado unas cuentas para 2013 de 17.048 millones de euros, cuyo grueso se lo lleva la sanidad y la educación, con un recorte del presupuesto sanitario del 7 por ciento.

 
Miles de personas marcharon el domingo por el centro de Madrid en una nueva manifestación en defensa de la sanidad pública y contra la que consideran una privatización encubierta de la atención sanitaria que repercutirá en el paciente. En la imagen, manifestantes en defensa de la sanidad pública marchan el 9 de diciembre de 2012 por Madrid. REUTERS/Susana Vera