La promesa de ayuda climática de UE no destraba la reunión de la ONU en Doha

jueves 6 de diciembre de 2012 16:34 CET
 

DOHA (Reuters) - Las promesas de la Unión Europea (UE) de más asistencia para ayudar a que países en desarrollo luchen contra el cambio climático no aliviaron las diferencias en las negociaciones de Naciones Unidas en Doha, que según grupos ecologistas están al borde del desastre.

La reunión de dos semanas, que finalizará el viernes, no ha avanzado hasta ahora sobre metas modestas como ayudas y una extensión de un plan existente liderado por la ONU para combatir el cambio climático hacia el 2013. Mucho menos para frenar el aumento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Varias naciones de la UE anunciaron más dinero para ayudar a que los países más pobres recorten sus emisiones de gases y se adapten para soportar más inundaciones, olas de calor, sequías y la subida del nivel del mar. El tifón Botha mató a 332 personas esta semana en las Filipinas.

"De hecho daremos más dinero el próximo año y en 2014 que en los últimos dos años", dijo a Reuters Connie Hedegaard, comisaria europea de clima.

Las promesas de Alemania, Reino Unido, Francia, Holanda, Suecia, Dinamarca y de la Comisión Europea en Doha sumaron más de 6.850 millones de euros para los próximos dos años, más que en el periodo 2011-2012, dijo Hedegaard.

Los países en desarrollo agradecieron la promesa pero instaron a alcanzar un compromiso colectivo de naciones como Estados Unidos, Australia y Japón para duplicar la asistencia a 20.000 millones de dólares por año en el período de 2013-2015, desde los 10.000 millones de dólares en 2010-2012

"Los compromisos de algunos países son muy bienvenidos, pero creemos que debe llevarse a cabo dentro de un marco", dijo Pa Ousman Jarju de Gambia, que preside el grupo de países menos desarrollados

El tema financiero es un fuerte obstáculo en la reunión, pues muchos países desarrollados son reacios a fijar nuevas metas de ayuda a raíz de sus propias dificultades financieras.

La reunión de Doha ha tenido pocas ambiciones desde el comienzo, y su fracaso sería menos espectacular que el de la cumbre de la ONU de 2009, cuando los líderes mundiales, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no lograron acordar un nuevo tratado para combatir el cambio climático.   Continuación...

 
Las promesas de la Unión Europea (UE) de más asistencia para ayudar a que países en desarrollo luchen contra el cambio climático no aliviaron las diferencias en las negociaciones de Naciones Unidas en Doha, que según grupos ecologistas están al borde del desastre. En la imagen, la comisaria de la UE sobre el Clima Connie Hedegaard, en la reunión de climática de Naciones Unidas en Doha, el 3 de diciembre de 2012. REUTERS/Fadi Al-Assaad