El deshielo del permafrost, un nuevo peligro para el calentamiento

martes 27 de noviembre de 2012 14:34 CET
 

DOHA (Reuters) - Los suelos de permafrost en Siberia y Alaska, que contienen gran cantidad de carbono, están comenzando a deshelarse, con la amenaza consiguiente de un gran aumento del calentamiento global para 2100, dijo el martes un informe de la ONU.

El deshielo de grandes áreas de terrenos permanentemente congelados en Rusia, Canadá, China y Estados Unidos amenaza también a las casas, carreteras, vías de tren y oleoductos, dijo el Programa Medioambiental de la ONU (UNEP) en el informe, que fue difundido en las conversaciones sobre el clima de la ONU que se celebrarán esta semana y la próxima en Qatar.

"El permafrost ha comenzado a deshelarse", dijo el principal autor, Kevin Schaefer, de la universidad de Colorado, en rueda de prensa en Doha.

La fundición acelerada liberaría grandes cantidades de dióxido de carbono y metano que ha quedado atrapado en la materia orgánica del subsuelo, a menudo durante miles de años, dijo el texto.

El calentamiento del permafrost podría liberar el equivalente de entre 43.000 y 135.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, para 2100. Esa cifra sería de hasta el 39 por ciento de las emisiones anuales de fuentes humanas.

El permafrost contiene ahora 1.700 millones de toneladas de carbono, dos veces la cantidad que hay ahora en la atmósfera, dijo.

TEMPERATURAS MÁS ALTAS

Y el deshielo del permafrost significa que las previsiones de la ONU para el incremento de las temperaturas este siglo "sería demasiado bajo", dijo Schaefer.

La UNEP emitió un informe la semana pasada en el que decía que el creciente número de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo iba camino de elevar las temperaturas entre 3 y 5 grados centígrados para 2100.   Continuación...

 
Los suelos de permafrost en Siberia y Alaska, que contienen gran cantidad de carbono, están comenzando a deshelarse, con la amenaza consiguiente de un gran aumento del calentamiento global para 2100, dijo el martes un informe de la ONU. En al imagen, un nenets en un trineo tirado por renos en un asentamiento en la tundra, unos 85 kilómetros al sureste de Naryan-Mar, en el norte de Rusia, el 19 de febrero de 2012. REUTERS/Anton Golubev