Knightley: Sigue sin haber una "Anna Karenina" definitiva

sábado 17 de noviembre de 2012 17:27 CET
 

LOS ÁNGELES (Reuters) - Las adaptaciones cinematográficas de "Anna Karenina" han contado con intérpretes de la talla de Greta Garbo y Vivien Leigh, pero Keira Knightley no se siente preocupada por estar a la altura de estas estrellas en la nueva película basada en la novela clásica de Leon Tolstoi.

La actriz británica asume el papel del personaje que da título a la historia, sobre una atractiva mujer casada de la alta sociedad de la Rusia de 1870 que comienza una aventura amorosa con un oficial de caballería, después de que Garbo protagonizara la versión de 1935 y Leigh hiciera lo propio en 1948. La nueva versión se estrenó en Estados Unidos el viernes.

"Aunque muchas actrices famosas la han interpretado, nunca ha habido una versión definitiva de 'Anna Karenina'", dijo Knightley en una entrevista. "Creo que en parte se debe a la relación que se tiene con el personaje. Plantea más preguntas que respuestas por lo que siempre está abierta a una interpretación diferente".

Knightley comparte reparto con Jude Law, en el papel de su esposo, y Aaron Taylor-Johnson, que interpreta al elegante conde Vronsky, y será dirigida por Joe Wright en la que es su tercera película juntos después de sus anteriores adaptaciones cinematográficas de novelas "Expiación, más allá de la pasión", de 2007, y "Orgullo y prejuicio", en 2005.

La película se presentó en el festival Toronto para ir anticipando las críticas sobre la interpretación de Knightley. Los críticos han dicho que la película está lograda en el plano técnico y visual, pero carece de un impacto emocional coherente.

Adaptada por el director teatral Tom Stoppard, la "Anna Karenina" de Wright tiene lugar mayoritariamente en un escenario teatral y muestra a una protagonista más irascible y menos comprensiva que en anteriores interpretaciones.

El director dijo que la elección de Knightley, de 27 años, se debió a que sintió que podría acceder a todos los elementos internos de Anna.

"Tenía 18 años cuando hizo "Orgullo y prejuicio", era una niña", dijo Wright. "La he visto desarrollarse desde una ingenuidad impresionante hasta convertirse en una gran actriz. Creo que es más fuerte, más valiente, incluso menos conformista de lo que los había sido antes".

Knightley, prometida recientemente con el músico James Righton, dijo que se puso en la condena moral sobre Anna: "¿Pero soy mejor que ella? No".

"Creo que todos somos como ella", añadió. "Es por lo que no da tanto miedo. Todos tenemos algo de su personalidad en nosotros. Podemos ser amables, podemos ser cariñosos, podemos estar llenos de alegría y de vida, pero también podemos ser falsos, mezquinos, exigentes y estar llenos de rabia".

/Por Zorianna Kit/

 
Las adaptaciones cinematográficas de "Anna Karenina" han contado con intérpretes de la talla de Greta Garbo y Vivien Leigh, pero Keira Knightley no se siente preocupada por estar a la altura de estas estrellas en la nueva película basada en la novela clásica de Leon Tolstoi. En la imagen, Knightley posa para las cámaras en su llegada a la presentación de "Anna Karenina" en Londres el pasado 4 de septiembre. REUTERS/Dylan Martinez