Una auditoría critica el gasto militar alemán en crema solar

miércoles 14 de noviembre de 2012 14:20 CET
 

BERLÍN (Reuters) - El Ejército alemán está desperdiciando millones de euros del dinero de los contribuyentes fabricando su propia crema solar, pastillas para la tos y cacao para los labios en lugar de comprarlo hecho, según una auditoría.

Además de este problema, en torno al 90 por ciento de los productos de higiene personal de los militares termina en la basura, según indicó el informe presentado el martes por el Tribunal Federal Alemán de Auditores.

"Hay mucho margen para eliminar el derroche", dijo el presidente del Tribunal, Dieter Engels, a la prensa en Berlín.

El informe anual dijo que el Ejército ha gastado 20 millones de euros en construir instalaciones para fabricar sus propios productos, que también incluyen repelente de insectos y aerosoles nasales.

Los auditores dieron una lista de recomendaciones generales para ajustar el sistema de administración fiscal alemán y otras áreas, que según Engels podrían ahorrar al país unos 10.000 millones de euros al año.

El informe avergonzará a muchos en Alemania, donde las autoridades han sido especialmente críticos con Grecia y otros países golpeados por la crisis en la eurozona por no recaudar impuestos de forma eficiente.

Los auditores cuestionaron la reducción de personal de inspectores de Hacienda, que condujo a un descenso en las inspecciones y una merma correspondiente en los ingresos por impuestos, de 911 millones de euros en 2005 a 787 millones de euros en 2010.

"Es una cuestión de coste, efectivamente", dijo Engels, "Eso no siempre significa que la forma más barata de hacer las cosas sea la mejor, sino que es importante mantener en mente la proporción coste-beneficio".

El Gobierno federal podría reducir su propio déficit y la deuda nacional con más rapidez eliminando parte de los gastos innecesarios, según el informe.   Continuación...

 
El Ejército alemán está desperdiciando millones de euros del dinero de los contribuyentes fabricando su propia crema solar, pastillas para la tos y cacao para los labios en lugar de comprarlo hecho, según una auditoría. En esta imagen de archivo, un hombre con un bolso con los colores de la bandera alemana en Hanover, el 26 de junio de 2012. REUTERS/Fabian Bimmer