Las muertes relacionadas con el corazón no aumentan en invierno

domingo 11 de noviembre de 2012 17:48 CET
 

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - ºRetirarse a un clima cálido como Arizona no cambia el hecho de que una persona tenga más probabilidades de morir a causa de un problema relacionado con el corazón en invierno que en verano, según un estudio publicado el martes.

Los investigadores del hospital Good Samaritan de Los Ángeles analizaron certificados de muerte fechados entre 2005 y 2008 de siete regiones de Estados Unidos con varios climas: Los Ángeles County, Texas, Arizona, Georgia, el estado occidental de Washington, Pennsylvania y Massachusetts.

En todas las áreas, las muertes totales y relacionadas con ataques al corazón, insuficiencias cardíacas, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares aumentaron en un promedio del 26 por ciento al 36 por ciento entre el punto más bajo del verano y el pico del invierno.

"Encontramos esto sorprendente", dijo el doctor Bryan Schwartz, director del estudio presentado en el encuentro científico anual de la Asociación Estadounidense del Corazón. "Pensamos que climas más fríos con inviernos más fríos registrarían un aumento o un aumento prolongado, pero eso no es lo que encontramos".

El estudio no fue diseñado para mostrar por qué las muertes relacionadas con el corazón crecían de forma generalizada en invierno, pero Schwartz opinó que la gente puede "aclimatarse a su clima local", considerando más relevante el cambio entre el verano y el invierno que la forma en la que desciende la temperatura en invierno.

También apuntó que los estilos de vida tendían a ser menos saludables en el invierno. "La dieta no es tan buena, la gente hace menos ejercicio, ganan peso", dijo, añadiendo que se sabe que menos luz al día provoca depresión.

Un mayor número de infecciones respiratorias han ido mostrando un aumento del riesgo de muerte por cuestiones relacionadas con el corazón, "lo que refuerza" las directrices para las vacunas contra la gripe y la vacuna contra la neumonía, dijo el Dr. Schwartz.