Desentierran un antiguo tesoro de oro en Bulgaria

domingo 11 de noviembre de 2012 16:51 CET
 

SOFÍA (Reuters) - Arqueólogos búlgaros desenterraron antiguos artefactos de oro, incluyendo pulseras con cabezas de serpientes, un tiara con motivos de animales y una pieza de cabeza de caballo durante los trabajos de excavación en una tumba en Tracia, al norte de Bulgaria, dijeron.

Los nuevos artefactos de oro datan de finales del siglo cuarto o principios del siglo tercero antes de Cristo y fueron hallados en las 150 tumbas más grandes de una tribu tracia Getae, que estuvo en contacto con el mundo helenístico.

Los hallazgos también incluyeron un anillo de oro, 44 solicitudes de figuras femeninas así como 100 botones dorados.

"Son unos hallazgos asombrosos del apogeo del imperio de los Getae", dijo Diana Gergova, directora del equipo de arqueólogos en el antiguo complejo funerario Getic situado cerca del pueblo de Sveshtari, unos 400 kilómetros al noreste de Sofía.

"A partir de lo que vemos hasta ahora, la tumba podría estar vinculada al primer gobernador conocido de los Getic, Cothelas", dijo Gergova, una reconocida investigadora de la cultura tracia en el Instituto Nacional de Arqueología con sede en Sofía.

Una de las tumbas, conocida como la Tumba de Sveshtari, está incluida en la Lista de Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, por su decoración arquitectónica única con figuras mitad humanas, mitad plantas y murales pintados.

Los tracios, gobernados por una poderosa aristocracia guerrera rica en tesoros de oro, habitó un área que se extiende por la actual Rumanía y Bulgaria, el norte de Grecia y la parte europea de Turquía desde el año 4.000 antes de Cristo.

Vivieron al margen de las civilizaciones griega y romana, a menudo entremezclados y se enfrentaron con culturas más avanzadas hasta que fueron absorbidos por el Imperio Romano alrededor del año 45 antes de Cristo.

Los arqueólogos han descubierto un gran número de artefactos en tumbas tracias en Bulgaria en las últimas décadas, proporcionando más datos sobre su cultura, ya que no tenían lenguaje escrito ni dejaron registros permanentes.

 
Arqueólogos búlgaros desenterraron antiguos artefactos de oro, incluyendo pulseras con cabezas de serpientes, un tiara con motivos de animales y una pieza de cabeza de caballo durante los trabajos de excavación en una tumba en Tracia, al norte de Bulgaria, dijeron. En la imagen, de 7 de noviembre, los artefactos de oro hallados en las tumbas tracias en Bulgaria. REUTERS/Emil Iordanov/BGNES