Un vestido de "El Mago de Oz", subastado por más de 370.000 euros

domingo 11 de noviembre de 2012 13:04 CET
 

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - Un vestido de cuadros azul y blanco que Judy Garland vistió en "El Mago de Oz" se vendió por 480.000 dólares (unos 377.000 euros) en una subasta en Beverly Hills el sábado, mientras que un pedazo de la tarta nupcial del príncipe Guillermo de Reino Unido recaudó 1.375 dólares.

La casa de subastas Julien dijo que el precio del mandil y la blusa blanca de mangas voluminosas que Garland vistió en la película de 1939 fue acorde a lo estimado.

Pero estuvo muy por debajo de las cifras que se pagaron el año pasado por trajes que vistieron estrellas de Hollywood como Marilyn Monroe y Audrey Hepburn, y de un vestido similar usado durante los ensayos de "El Mago de Oz" que alcanzó 910.000 dólares en 2011.

El subastador Darren Julien dijo que la diferencia de precio se debió al hecho de que sólo unos pocos vestidos de prueba se hicieron para "El Mago de Oz", mientras que hubo cerca de siete versiones del mandil de cuadros de Garland.

El comprador del vestido de Judy Garland, hecho por el diseñador Adrian de la marca MGM, no fue identificado.

Entre el resto de platos fuertes de la subasta de dos días sobre iconos de Hollywood se incluyeron un vestido verde con un estampado de flores que vistió Julie Andrews en varias escenas de la película "Sonrisas y lágrimas", que fue vendido por 38.400 dólares.

Una chaqueta de carreras perteneciente a Steve McQueen se vendió por 50.000 dólares mientras que una falda de lana de color púrpura que Monroe llevó en Canadá para la película de 1954 "Río sin retorno" también alcanzó la cifra de 50.000 euros.

Una porción de tarta de dos bodas reales británicas también alcanzó un precio alto en la subasta. Julien dijo que representantes de PawnUp.com lideraron la apuesta para obtener el trozo de tarta de la boda entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton en 2011, así como otro trozo del pastel nupcial del príncipe Carlos y la princesa Diana (1.375 dólares).

Los precios se han disparado en los últimos años para los mejores trajes de Hollywood. El vestido blanco de Marilyn Monroe que llevó en la película de 1955 "La tentación vive arriba" recaudó 4,6 millones de dólares el año pasado, y el vestido de Audrey Hepburn en "My Fair Lady" se vendió por 3,7 millones.