Encontrado un mamut que pudo ser el almuerzo de neandertales

jueves 8 de noviembre de 2012 21:30 CET
 

CHANGIS-SUR-MARNE, Francia (Reuters) - Arqueólogos franceses han descubierto un raro esqueleto casi completo de un mamut cerca de París, junto a unos pequeños fragmentos de herramientas de piedra que sugieren que el animal hubiera sido cortado por cazadores prehistóricos.

Los arqueólogos dicen que si esa hipótesis se confirma, su descubrimiento sería la evidencia más clara de la interacción entre los mamuts y hombres de las cavernas en esta parte de Europa.

"La evidencia esta clara, nunca se ha encontrado esto antes, por lo menos en Francia", dijo Gregory Bayle, arqueólogo jefe.

"Estamos trabajando con la teoría de que los hombres de neandertal se encontraron con el cadáver y cortaron trozos de carne".

Los arqueólogos encontraron los huesos del gigante animal por accidente cuando estaban excavando antiguos restos romanos en una cantera cerca de la ciudad de Changis-sur-Marne, 30 km al este de París.

El mamut, que los arqueólogos han denominado "Helmut", se cree que data de hace entre 100.000 y 200.000 años y es sólo el cuarto esqueleto casi completo que se encuentra en Francia. El primero fue desenterrado cerca de la ciudad de Lyon en 1859.

Los científicos creen que Helmut, un mamut lanudo, pudo haberse quedado atrapado en el barro o haberse ahogado.

Dos diminutos fragmentos de sílex encontrados entre los huesos indican que hombres de las cavernas cortaron en el cuerpo, pero es poco probable que mataran ellos mismos a la criatura.

Los restos de mamut más comunes se encuentran en los climas helados de Siberia, donde alrededor de 140 ejemplares han sido encontrados, entre ellos algunos de los restos mejor conservados del mundo.

El animal prehistórico desaparecido de Europa occidental hace unos 10.000 años, probablemente debido al cambio climático y a la caza.

/Por Anca Ulea/

 
Arqueólogos franceses han descubierto un raro esqueleto casi completo de un mamut cerca de París, junto a unos pequeños fragmentos de herramientas de piedra que sugieren que el animal hubiera sido cortado por cazadores prehistóricos. En la imagen, un arqueólogo francés del Instituto Nacional Francés para la Investigación Arqueológica Preventiva (INRAP) trabaja en la excavación de los restos de un esqueleto de mamut lanudo, apodado "Helmut" por el euquipo de excavación, en Changis-sur-Marne, al este de París, el 8 de noviembre de 2012. REUTERS/Benoit Tessier