Rajoy quiere negociar sobre el euro por receta antes de ir al TC

martes 6 de noviembre de 2012 11:10 CET
 

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el martes que no descarta recurrir ante el Tribunal Constitucional la medida adoptada por Cataluña y Madrid de cobrar un euro por receta médica si no llega a un acuerdo con ambas autonomías para que supriman la tasa.

"A mí no me gusta (el euro por receta). Quiero un sistema sanitario en el que todo el mundo sea tratado igual", declaró Rajoy en una entrevista en la Cadena Cope.

El presidente adelantó que está negociando con Cataluña, que ya tiene en vigor la medida, con el objetivo de intentar llegar a un acuerdo antes de diciembre, y hará lo propio con Madrid, que la semana pasada anunció que aplicará el euro por receta a partir de enero de 2013, dentro de unos presupuestos restrictivos con el objetivo de contener el déficit.

"Nosotros antes de recurrir al Tribunal Constitucional esa decisión, estamos negociando con el Gobierno de Cataluña", explicó Rajoy.

"Vamos a negociar, no se puede pagar dos veces por lo mismo", agregó el presidente.

Los pensionistas españoles empezaron a pagar el pasado verano por parte de los medicamentos con receta, el conocido como copago farmacéutico, en una de las medidas de austeridad más polémicas aprobadas por el Gobierno central, a la que se ha sumado el euro por receta en Cataluña y ahora Madrid.

Rajoy defendió su política, diciendo que el pago de los pensionistas no era "exagerado" y que permitía contener el gasto farmacéutico.

"Con las medidas que hemos adoptado, hemos ahorrado un 25% del gasto en farmacia", dijo Rajoy.

APOYO A WERT   Continuación...

 
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el martes que no descarta recurrir ante el Tribunal Constitucional la medida adoptada por Cataluña y Madrid de cobrar un euro por receta médica si no llega a un acuerdo con ambas autonomías para que supriman la tasa. En la imagen, una pareja pasa junto a una farmacia cerrada en Masnou el 25 de octubre de 2012. REUTERS/Albert Gea