El arte británico, contra un barrio de Londres por vender una escultura

lunes 5 de noviembre de 2012 17:47 CET
 

LONDRES (Reuters) - Figuras líderes del mundo del arte, incluyendo al creador de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, Danny Boyle, han instado a un consejo del este de la capital británica a reconsiderar sus plantes de venta de una valiosa escultura de Henry Moore para pagar sus facturas.

Se espera que Tower Hamlets decida el miércoles sobre si continúa con la propuesta de venta de la obra en bronce de Moore "Mujer cubierta sentada", de 1975, que tiene más de dos metros de alto, supera las 1,5 toneladas de peso y está valorada en más de 20 millones de libras (alrededor de 25 millones de euros).

El barrio está considerado como una de las zonas más necesitadas de Londres y se enfrenta a recortes de presupuesto por importe de unos 100 millones de libras en los próximos tres años.

Mientras que las autoridades locales en todo Reino Unido luchan contra dolorosos recortes en el gasto para reducir el déficit en sus presupuestos, los precios de las obras de arte se han incrementado en los últimos años haciendo más caro el asegurarlas.

"El valor del arte disminuye al ser monetarizado", dijo Boyle el lunes en un comunicado. "La escultura de Moore desafía todos los prejuicios en la mente de la gente sobre uno de los barrios más pobres de Londres. Solo esto hace que para los residentes no tenga precio".

Moore, hijo de un minero con tendencias políticas izquierdistas, vendió la obra en los 60 por debajo de su valor de mercado al entender que debía ser expuesta al público para que los londinenses la disfrutasen.

Fue instalada en una urbanización de Stifford en Stepney Green pero cuándo esta fue demolida, la escultura fue cedida al Yorkshire Sculpture Park en el norte de Inglaterra.

El mes pasado, el alcalde de Tower Hamlets, Lutfur Rahman, anunció propuestas para vender la escultura y poder superar las presiones económicas. El consejo no respondió de inmediato a la petición de más información sobre los planes.

Las grandes esculturas públicas han sido en los últimos años objetivo de ladrones interesados en el valor del metal con que están realizadas.   Continuación...

 
Figuras líderes del mundo del arte, incluyendo al creador de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, Danny Boyle, han instado a un consejo del este de la capital británica a reconsiderar sus planes de venta de una valiosa escultura de Henry Moore para pagar sus facturas. En la imagen de archivo, la escultura de Henry Moore "Mujer reclinada cubierta" (similar a la que planean vender), vista en Kew Gardens, en el oeste de Londres, el 13 de septiembre de 2007. REUTERS/Luke MacGregor