2 de noviembre de 2012 / 12:57 / hace 5 años

Desestimada la demanda contra Britney Spears y sus padres

Una juez de Los Ángeles desestimó el jueves una demanda del que fuera confidente de la estrella del pop Britney Spears, determinando que no había pruebas suficientes para seguir adelante con el juicio sobre las alegaciones de difamación, agresión y ruptura de contrato. En la imagen, la cantante Britney Spears en el escenario durante la grabación de "We Will Always Love You: A Grammy Salute To Whitney Houston" en el teatro Nokia de Los Ángeles, el 11 de octubre de 2012. REUTERS/Mario Anzuoni

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - Una juez de Los Ángeles desestimó el jueves una demanda del que fuera confidente de la estrella del pop Britney Spears, determinando que no había pruebas suficientes para seguir adelante con el juicio sobre las alegaciones de difamación, agresión y ruptura de contrato.

“De verdad pensé mucho y durante mucho tiempo. Es lo correcto, así que voy a hacerlo”, afirmó la juez del Tribunal Supremo de Los Ángeles Suzanne Bruguera, anunciando su decisión de rechazar el caso tras dos semanas de presentación de pruebas en el proceso civil.

La decisión de Bruguera es una gran victoria para Spears y su familia, pese a que los testimonios dañinos y en ocasiones humillantes han desvelado detalles sobre el polémico bajón personal y profesional que vivió la cantante hace cinco años.

Sam Lufti, que se presentaba como representante de la estrella durante un breve periodo en 2007 y principios de 2008, había demandado a la madre de Spears, Lynne Spears, por difamarle en su libro de 2008 “Through the Storm”. Lynne Spears escribió que Lufti controlaba a su hija, le cortó las líneas telefónicas e intentó apartarla de su familia.

Bruguera también desestimó las demandas presentadas por Lufti contra Spears. Él afirmaba que Spears le contrató como representante tras conocerse en un club nocturno en 2007, y que le correspondía una parte de las ganancias de la cantante.

El caso de Lufti contra el padre de Spears, Jamie Spears, fue desestimado también. Lufti alegó que le había dado un puñetazo en 2008 mientras la cantante estaba en un psiquiátrico de Los Ángeles.

Lufti, de 38 años, dijo que apelaría la decisión.

Spears, de 30, ha vuelto a escena con giras mundiales, álbumes de éxito y un nuevo trabajo como juez en el concurso de talentos de la cadena Fox “The X-Factor”. Ella no acudió al juicio.

En su testimonio de la semana pasada, Lufti lloró en el banquillo de testigos diciendo que había recibido amenazas de muerte debido a la imagen de villano que se pintaba de él en el libro. También afirmó que había intentado sacar a Spears de las drogas y protegerla de los fotógrafos que la perseguían día y noche.

Su afirmación más llamativa fue que Spears se afeitó la cabeza en febrero de 2007 porque temía que pudieran utilizarse cabellos suyos para hacer pruebas de drogas en la agria batalla legal por la custodia de sus hijos con su ex marido Kevin Federline.

Lufti también dijo al tribunal que había llevado perros antidroga a su casa y tirado una bolsa de polvo blanco por el retrete.

El abogado de Jamie Spears dijo al tribunal que su cliente temía que su hija muriera por su consumo de drogas y creía que Lufti estaba empeorando sus problemas.

Lynne Spears testificó que Lufti machacaba drogas y las ponía en la comida de la cantante para ayudarla a dormir.

La crisis de Spears llevó a que su padre recibiera el control legal sobre su salud y sus finanzas.

/Por Eric Kelsey/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below