El Papa ordena a tres cardenales que investiguen su "Vatileaks"

miércoles 25 de abril de 2012 20:26 CEST
 

(Reuters) - El papa Benedicto XVI ha designado una comisión de cardinales para investigar la filtración de documentos sensibles a los medios sobre supuesta corrupción y mala administración en el Vaticano.

Los documentos incluyeron cartas privadas del papa a un arzobispo que fue trasladado a Washington después de alertar sobre lo que describió como nepotismo y favoritismo en la adjudicación de contratos, y otros de supuestos conflictos internos en el banco del Vaticano.

El Vaticano dijo que la comisión estará formada por tres cardenales retirados: el español Julián Herranz, el eslovaco Jozef Tomko y el italiano Salvatore de Giorgi.

Un comunicado dijo que "emprenderían una investigación autorizada y arrojarían luz" sobre cómo ocurrieron las filtraciones.

El escándalo, que se conoce también como "Vatileaks", incluyó la filtración de una serie de documentos a los medios italianos en enero y febrero.

Un programa de investigación en televisión emitió en enero las cartas privadas del Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, y de Benedicto XVI al arzobispo Carlo Maria Vigano, el ex gobernador adjunto de Ciudad del Vaticano entre 2009 y 2011 y ahora embajador de la Santa Sede en Washington.

Las cartas mostraron que Vigano fue transferido a Estados Unidos después de que expusiese lo que dijo que era una red de corrupción relacionada con la concesión de contratos del Vaticano a contratistas italianos con precios inflados.

En una de las misivas se quejaba de una campaña difamatoria contra él por parte de las autoridades vaticanas que estaban disgustadas porque había tomado medidas drásticas para aclarar los procesos de compra. Vigano rogó permanecer en su puesto hasta terminar lo que había empezado.

Bertone respondió retirando a Vigano de su posición tres años antes del final de su mandato y enviándolo a Washington a pesar de su fuerte resistencia.   Continuación...

 
El papa Benedicto XVI ha designado una comisión de cardinales para investigar la filtración de documentos sensibles a los medios sobre supuesta corrupción y mala administración en el Vaticano. En la imagen, el papa Benedicto XVI saluda durante una audiencia general semanal en la plaza San Pedro del Vaticano, el 25 de abril de 2011. REUTERS/Tony Gentile