Lérida prohíbe el uso del burka en edificios municipales

viernes 28 de mayo de 2010 16:16 CEST
 

MADRID (Reuters) - El pleno del Ayuntamiento de Lérida aprobó el viernes una ordenanza que prohíbe el uso de los velos integrales islámicos - como el burka y el niqab - en los edificios y centros públicos, según un comunicado colgado en su página web, convirtiéndose en la primera ciudad española que legisla al respecto.

La nueva ordenanza de civismo y convivencia "limita el acceso y el uso del velo integral y otras vestimentas o accesorios que cubran totalmente la cara y que impidan la identificación y la comunicación visual en los edificios y equipamientos municipales (cívicos, culturales, educativos, deportivos y otros)", según la moción aprobada con los votos de los concejales del PSC, CiU, PP y de un edil no adscrito.

El grupo de ERC se ha abstenido y IC-V ha votado en contra, según el comunicado.

El Ayuntamiento ha expresado que su objetivo es garantizar un derecho fundamental, el de la igualdad entre hombres y mujeres.

"Es un problema de derechos y libertades, es un problema del derecho a la igualdad hombre-mujer, hoy no se debatían cuestiones religiosas y si me apuran ni culturales", declaró a varios medios el alcalde de la localidad Àngel Ros.

El Consistorio también se ha comprometido a realizar acciones de sensibilización y formación a todos los colectivos para "garantizar el respeto a la dignidad de la mujer desde los valores de la plena igualdad y la convivencia".

Además, insta al Gobierno central y a la Generalitat de Cataluña a que legislen sobre este tema en las áreas en las que son competentes, entre ellas el uso del velo integral en la vía pública.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, un 20% de la población de Lérida son inmigrantes, un tercio de ellos subsaharianos y magrebíes y por tanto muchos de ellos musulmanes.

En Europa, Bélgica y Francia están siendo pioneras en la legislación sobre el burka.   Continuación...

 
<p>El pleno del Ayuntamiento de L&eacute;rida aprob&oacute; el viernes una ordenanza que proh&iacute;be el uso de los velos integrales isl&aacute;micos - como el burka y el niqab - en los edificios y centros p&uacute;blicos, seg&uacute;n un comunicado colgado en su p&aacute;gina web, convirti&eacute;ndose en la primera ciudad espa&ntilde;ola que legisla al respecto. En la imagen, Anne, una mujer francesa de 31 a&ntilde;os que fue multada por conducir con un niqab, habla con los periodistas en Nantes, el oeste de Francia, el 26 de abril de 2010. REUTERS/Stephane Mahe</p>