Los fans de Prince llegan a Montreux para un raro concierto

domingo 19 de julio de 2009 17:43 CEST
 

MONTREUX, Suiza (Reuters) - Los fans de Prince de toda Europa se reunieron en Montreux para disfrutar de dos espectáculos ofrecidos por el músico estadounidense, cuyas rara aparición en el continente se extendió hasta bien entrada la mañana del domingo.

La estrella, de 51 años, se encargó de cerrar el festival de jazz de Montreux con una mezcla de sus éxitos, entre ellos "Little Red Corvette", "Peach" y "Purple Rain", y títulos más recientes como "Elixir", de su nuevo álbum junto a la cantante Bria Valente.

Con un llamativo traje rojo, un collar dorado de formas geométricas y zapatos de plataforma rojos y blancos, el artista apareció en escena con su guitarra roja, acompañado de la característica luz púrpura que utiliza para sus conciertos.

"Gracias, Montreux", dijo Prince, al tiempo que enviaba un beso al público, antes de empezar a tocar "Insatiable".

Unas 8.000 entradas para los dos conciertos que iba a dar, a hasta 480 dólares (unos 340 euros) cada una, se vendieron en un tiempo récord de ocho minutos al anunciarse su único show en Europa poco después de la muerte de Michael Jackson.

Prince tocó una versión a ritmo de jazz de la canción "In a Large Room With No Light" en ambos conciertos, que los organizadores calificaron de una "formidable mezcla de soul, jazz y funk".

En el segundo espectáculo lució un traje gris metálico y lo cerró con "Purple Rain", un éxito que este año cumple 25 años.

John Blackwell (batería), Rhonda Smith (bajo) y Renato Net y Morris Hayes (ambos con teclado) acompañaron a Prince en el Auditorio Stravinski.

"AMOR DE EUROPA"   Continuación...

 
<p>Los fans de Prince de toda Europa se reunieron en Montreux para disfrutar de dos espect&aacute;culos ofrecidos por el m&uacute;sico estadounidense, cuyas rara aparici&oacute;n en el continente se extendi&oacute; hasta bien entrada la ma&ntilde;ana del domingo. En la imagen, Prince regresa a su hotel tras tocar en el primero de sus dos conciertos en Montreux el 18 de julio de 2009. REUTERS/Laurent Gillieron/Pool</p>