11 de abril de 2009 / 9:02 / hace 9 años

La campaña atea es contraproducente, dice el Predicador del Papa

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - Una campaña que ha promovido el ateísmo en los autobuses de Londres este año finalmente “sirvió a la causa de Dios” al recordarle a la gente la importancia de la fe, especialmente a los que sufren, dijo el viernes un importante predicador papal.

<p>Una campa&ntilde;a que ha promovido el ate&iacute;smo en los autobuses de Londres este a&ntilde;o finalmente "sirvi&oacute; a la causa de Dios" al recordarle a la gente la importancia de la fe, especialmente a los que sufren, dijo el viernes un importante predicador papal. En la imagen, Benedicto XVI oficia la ceremonia de la Pasi&oacute;n de Cristo en la Bas&iacute;lica de San Pedro el 10 de abril de 2009. REUTERS/Alessia Pierdomenico</p>

Autobuses con la consigna “Probablemente Dios no existe. ¡Ahora disfruta tu vida!” empezaron a recorrer las calles de Londres en enero y la campaña de publicidad atea fue replicada en otras ciudades, lo que generó una amplia cobertura por parte de los medios de comunicación.

“Casi deberíamos dar gracias a quienes promovieron esa campaña publicitaria. Ha servido a la causa de Dios más que muchos de nuestros argumentos apologéticos”, dijo el padre Raniero Cantalamessa, que es el Predicador de la Casa Pontificia.

“Ha demostrado la pobreza de sus razones y ha ayudado a despertar a tantas conciencias dormidas”, agregó.

El Viernes Santo, Cantalamessa predicó en la Basílica de San Pedro, en presencia del Papa Benedicto XVI, en uno de los principales servicios en vísperas de la Pascua, el punto culminante del año cristiano.

El prelado sostuvo que los creyentes encuentran consuelo en Dios en los momentos difíciles y se preguntó a viva voz cómo se sentirían aquellos que han perdido sus trabajos o se han escapado de zonas de guerras en un mundo donde Dios no existe.

“El sufrimiento es ciertamente un misterio para todos, especialmente el sufrimiento de gente inocente, pero sin fe en Dios se vuelve inmensamente más absurdo”, expresó.

“Incluso se pierde la última esperanza de rescate. El ateísmo es un lujo que sólo pueden solventar aquellos con vidas privilegiadas”, remarcó.

La misa “Pasión del Señor” fue la primera de dos ritos del Viernes Santo en los cuales el Papa alemán de 81 años, que se acerca a la cuarta Pascua de su pontificado, conmemora la crucifixión y muerte de Cristo.

El viernes por la noche encabezó una procesión de Vía Crucis (el Camino de la Cruz) alrededor de las antiguas ruinas del Coliseo de Roma.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below