19 de mayo de 2017 / 16:34 / hace 5 meses

Un caso de trata presentado a la ONU muestra desprotección de las víctimas

El caso de una mujer nigeriana objeto de trata en España, que luego fue deportada cuando estaba embaraza, fue presentado ante un comité de derechos de las Naciones Unidas para subrayar la falta de protección que sufren las víctimas de tráfico para fines sexuales, dijo una ONG especializada en asuntos legales femeninos. En la imagen de archivo, el logo de la ONU en su sede en Nueva York. REUTERS/Carlo Allegri

LONDRES (Thomson Reuters Foundation) - El caso de una mujer nigeriana objeto de trata en España, que luego fue deportada cuando estaba embaraza, fue presentado ante un comité de derechos de las Naciones Unidas para subrayar la falta de protección que sufren las víctimas de tráfico para fines sexuales, dijo una ONG especializada en asuntos legales femeninos.

Tras ser llevada a España y obligada a ejercer la prostitución, Gladys John fue detenida por la policía en 2010 y deportada sólo días más tarde, dijo Women’s Link Worldwide, que representó a John en aquel momento.

La ONG jurídica remitió el caso de John al Comité contra la Tortura de la ONU, diciendo que fue “torturada” como víctima de la trata y que luego “volvió a afrontar tortura” cuando fue detenida en vez de protegida por el Gobierno español.

“Las víctimas de trata nunca deberían ser retenidas en centros de detención, dado que son víctimas, no delincuentes. Y con total seguridad no deberían ser deportadas, sino protegidas” dijo la abogada de Women’s Link Teresa Fernández Paredes en un comunicado.

“Hoy no sabemos si Gladys John está viva o muerta. España es responsable de su desaparición, porque ella depositó su confianza en las autoridades españolas y el Estado le falló”.

El Gobierno español no respondió a las peticiones de comentarios.

Aunque John estaba embarazada de 11 meses, la ONG dijo que no recibió cuidados prenatales cuando estaba en el centro de detención y sufrió un tratamiento “inhumano y degradante” aunque la agencia de refugiados de la ONU, ACNUR, la había identificado como una posible víctima de trata.

Women’s Link también presentó el caso de John ante la Corte Europea de Derechos Humanos, pero fue rechazado en 2016 porque John, que estaba en Nigeria, fue incapaz de aportar un consentimiento escrito demostrando que quería que la ONG la representara.

En todo el mundo, unos 4,5 millones de personas son explotados sexualmente, según la Organización Internacional del Trabajo de Naciones Unidas, generando unos 99.000 millones de dólares de beneficios ilegales anualmente.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below