ANÁLISIS- El seísmo de Japón no explica la desaceleración global

jueves 2 de junio de 2011 16:52 CEST
 

Por Emily Kaiser

SINGAPUR, 2 jun (Reuters) - Los problemas en la cadena global de suministros por el terremoto en Japón no son los únicos culpables de la desaceleración reciente de la economía mundial, lo que siembra dudas sobre las expectativas de una rápida recuperación.

Distintos sondeos sobre la actividad manufacturera publicados el miércoles mostraron que el sector perdió impulso en mayo en casi todos los rincones del planeta.

Los trastornos en la producción en Japón por el terremoto del 11 de marzo y el posterior desastre nuclear están claramente detrás de esa desaceleración. Muchas automotrices no pueden fabricar coches si no tienen los repuestos. Por ejemplo, las ventas de Toyota (7203.T: Cotización) se desplomaron un 35 por ciento en China el mes pasado.

Sin embargo, los problemas en Japón no explican por qué el crecimiento económico se desaceleró en Estados Unidos, India, China y otros países en el primer trimestre. El terremoto del 11 de marzo ocurrió prácticamente cuando el trimestre ya estaba definido.

Tampoco pueden explicar algunas cifras preocupantes sobre el mercado laboral estadounidense. El índice sobre empleo incluido en un informe de la actividad manufacturera sufrió su peor caída desde octubre de 2008, justo después del colapso de Lehman Brothers.

"Un recorte de la producción podría ser inevitable en momentos en que hay insumos esenciales que no están disponibles, pero un recorte del empleo no lo es", dijo Jan Hatzius, economista de Goldman Sachs.

Las inesperadas cifras sobre el empleo en la manufactura y el débil número sobre el empleo privado en el informe de ADP llevaron a Hatzius a reducir su proyección sobre el crecimiento de las nóminas no agrícolas de mayo a 100.000, desde una estimación anterior de 150.000. Otros economistas también recortaron sus previsiones.

Resolver qué parte de la culpa tiene Japón es importante, porque si el terremoto es el culpable, la actual desaceleración será temporal. La producción nipona ya está volviendo a la normalidad y eso debería tener su impacto en la cadena de suministros global.   Continuación...