26 de mayo de 2011 / 13:57 / hace 6 años

RESUMEN-EEUU confirma un primer trimestre débil; sube el paro

6 MIN. DE LECTURA

WASHINGTON, 26 may (Reuters) - La economía estadounidense creció a una magra tasa anual del 1,8 por ciento en el primer trimestre, la misma cifra dada a conocer en la estimación avanzada el mes pasado y por debajo de las previsiones de los economistas.

El informe del Departamento de Comercio sugirió que a principios del segundo trimestre persiste un lento ritmo de crecimiento, ante deslucidas ventas minoristas y una menor producción de automóviles tras los problemas en el suministro de repuestos por el terremoto en Japón.

La economía se había expandido un 3,1 por ciento en el cuarto trimestre.

A su vez, las ganancias corporativas se contrajeron inesperadamente en el primer trimestre para registrar su primera caída en más de dos años.

"No hay dudas de que la economía se ha desacelerado. Llamaremos al primer semestre de 2011 como una etapa de debilidad", dijo Robert Dye, economista de PNC Financial Services en Pittsburgh.

No obstante, se mostró optimista sobre el futuro. "Deberíamos ver una aceleración del crecimiento en el segundo semestre, en el área de 3,0 a 3,5 por ciento", señaló.

Aunque la cifra del PIB no fue revisada frente a la estimación avanzada en abril, el informe mostró un mayor incremento en los inventarios de negocios y un desembolso de capital ligeramente mayor, lo que ayudó a contrarrestar las revisiones a la baja en el gasto del consumidor.

Los analistas consultados por Reuters pronosticaban que la cifra del PIB del primer trimestre, que mide el total de bienes y servicios producidos dentro de las fronteras de Estados Unidos, sería revisada a un 2,1 por ciento.

Los inventarios de las empresas aumentaron en 52.200 millones de dólares, bien por encima del alza de los 43.800 millones de la estimación preliminar. El cambio en los inventarios aportó 1,19 puntos porcentuales al crecimiento total del PIB.

Pero una caída en la producción automovilística en lo que va de este trimestre por la escasez de componentes tras el terremoto de Japón podría causar un descenso de los inventarios y perjudicar el crecimiento del período abril-junio. La producción de vehículos aportó 1,28 puntos porcentuales al PIB del primer trimestre.

Gasto De Los Consumidores

En tanto, el gasto del consumidor - que tiene un peso de dos tercios en la actividad económica estadounidense - creció a un ritmo mucho más lento de lo estimado, al avanzar un 2,2 por ciento en vez del 2,7 por ciento calculado inicialmente.

Tras expandirse a un ritmo del 4 por ciento en el cuarto trimestre de 2010, el gasto se vio afectado recientemente por las alzas en los precios de la gasolina y los alimentos, que enviaron a la inflación a un máximo en dos años y medio.

El índice de gastos en consumo personal, una medida clave sobre la inflación, subió un 3,8 por ciento en el primer trimestre, sin cambios respecto de la estimación preliminar pero un fuerte aumento frente al incremento de 1,7 por ciento del cuarto trimestre.

El mismo índice pero sin tener en cuenta a los rubros volátiles de los alimentos y la energía, la medición preferida sobre la inflación de la Reserva Federal, aumentó un 1,4 por ciento, bajo el 1,5 por ciento calculado inicialmente.

Si bien las exportaciones fueron mayores a las estimadas de forma preliminar, las importaciones también se aceleraron, lo que anuló cualquier aporte del comercio al crecimiento.

El gasto del Gobierno se contrajo un 5,1 por ciento, una décima menos que la estimación anterior.

Tras el pago de impuestos, las ganancias corporativas cayeron un 0,9 por ciento tras haber subido un 3,3 por ciento en el cuarto trimestre de 2010. Este descenso, el primero desde el cuarto trimestre de 2008, reflejaría una desaceleración en el crecimiento de la productividad, a medida que las empresas intensifican la contratación de personal. Se esperaba que las utilidades de las compañías crecieran a un ritmo de 2,3 por ciento.

Sin embargo, un alza de las solicitudes semanales de subsidio por desempleo sugiere que la contratación de empleados podría estar perdiendo impulso.

El Departamento de Trabajo informó el jueves que las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo se elevaron en 10.000 a una tasa desestacionalizada de 424.000 en la semana concluida el 21 de mayo.

Los analistas esperaban una baja a un total de 400.000 nuevas solicitudes desde las 414.000 de la semana anterior, una cifra que fue revisada al alza desde el número reportado originalmente de 409.000.

El promedio móvil de cuatro semanas de pedidos del beneficio, una mejor medida sobre las tendencias subyacentes del mercado laboral, cayó a un total de 438.500, desde 440.250 en la semana previa.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below