Merkel duda en respaldar a Draghi para liderar el BCE

domingo 1 de mayo de 2011 16:47 CEST
 

Por Erik Kirschbaum

BERLÍN, 1 may (Reuters) - La canciller alemana, Angela Merkel, duda de si respaldar la candidatura del italiano Mario Draghi a la presidencia del Banco Central Europeo (BCE), puesto que desea que se cumplan varias demandas a cambio, informó el domingo una revista.

Der Spiegel dijo que Merkel quiere que dos alemanes sean designados para altos cargos de las finanzas europeas, además de más concesiones en el fondo permanente de rescate de la zona euro, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE).

Responsables del Gobierno alemán rechazaron el viernes las informaciones que indicaban que Merkel ya había acordado respaldar a Draghi, gobernador del Banco de Italia, para suceder al presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, después de que Francia diera su apoyo al aspirante italiano la semana pasada.

"Merkel está dudando en apoyar a Draghi (porque) quiere ganar al menos algunos premios de consuelo mediante la negociación", dijo Der Spiegel, en referencia a su frustrada esperanza de que un alemán sucediera a Trichet tras la renuncia a la nominación de Axel Weber, jefe del Bundesbank.

"Pero más importante para Merkel son las concesiones en el MEE", agregó en un extracto de su edición del lunes la revista, que habitualmente está bien informada.

"Aunque líderes gubernamentales acordaron un fondo permanente de crisis en marzo, aún hay muchos asuntos en disputa", manifestó.

El MEE, con una capacidad efectiva de préstamo de 500.000 millones de euros, recaudará fondos y brindará préstamos a estados de la zona euro que tengan problemas financieros para proteger la estabilidad de la zona euro.

Der Spiegel dijo que a Merkel le gustaría tener aclarados los detalles no resueltos del MEE en junio, mientras que países como Italia están luchando por incluir una retórica no vinculante en el trato.

"Y estos no son asuntos menores, sino que incluyen cuestiones como qué tipo de mayorías serán necesarias para las decisiones del MEE y si el fondo mismo se verá fortalecido para crear nuevos instrumentos", aseveró Der Spiegel.

La revista agregó que a Merkel también le gustaría volver a tocar un asunto que se pensaba que había sido resuelto: si los acreedores privados serán obligados a formar parte de futuros rescates.