Obama busca acabar con la exención fiscal a las petroleras

sábado 30 de abril de 2011 16:42 CEST
 

Por Matt Spetalnick

WASHINGTON, 30 abr (Reuters) - El presidente Barack Obama siguió presionando el sábado al Congreso estadounidense para terminar con las exenciones tributarias a compañías de gas y petróleo, señalando que obtienen grandes beneficios, mientras busca limitar el impacto político por el alza en el precio de la gasolina.

La irritación por el coste del combustible está perjudicando a la popularidad de Obama en plena campaña por la reelección en 2012, y el presidente reiteró su llamada a revertir los 4.000 millones de dólares en "subsidios tributarios" en un momentos de ajuste presupuestario en Washington.

Pero los republicanos de la oposición siguieron adelante con sus esfuerzos para culpar al mandatario por el aumento en los precios de la gasolina, que está afectando al bolsillo de los estadounidenses, mientras el índice de desempleo permanece alto y la recuperación aún es frágil.

"Cuando las compañías de petróleo obtienen grandes beneficios y ustedes sufren para comprar gasolina, y nosotros buscamos cortar gastos del presupuesto que no nos podemos permitir, las exenciones de impuestos no son correctas", dijo Obama en su discurso semanal por radio e Internet.

"Estas exenciones no son inteligentes, y debemos acabar con ellas", indicó.

Esta semana, las compañías petroleras divulgaron un importante aumento de beneficios en el primer trimestre del año, con los precios del crudo por encima de los 100 dólares el barril por los disturbios en Oriente Próximo y la creciente demanda global de energía.

A la cabeza, Exxon Mobil, la compañía con mayor valor mundial en bolsa, superó las previsiones de los analistas al divulgar un aumento del 65 por ciento en sus ganancias, a 10.650 millones de dólares, su mayor beneficio desde el tercer trimestre de 2008.

Obama insistió en que seguía comprometido con la "producción segura y responsable de crudo aquí en casa", pero dijo que el dinero de subsidios impositivos a la industria energética debería invertirse mejor en desarrollar fuentes energéticas renovables.