15 de abril de 2011 / 18:35 / hace 6 años

El plan de Grecia no calma los temores sobre su deuda

Por Dina Kyriakidou y Lefteris Papadimas

ATENAS, 15 abr (Reuters) - Grecia presentó el viernes un plan para vender acciones en empresas estatales clave y profundizar los recortes presupuestarios, pero a pesar de ello no consiguió calmar los temores de que tenga que reestructurar su deuda, impulsados por unas declaraciones de un dirigente alemán.

La prima que tiene que pagar Atenas por colocar su deuda en el mercado saltó por segundo día consecutivo - en más de medio punto porcentual - después de que un viceministro alemán fuera citado diciendo que "no sería un desastre" si el país atenazado por las deudas tuviera que reestructurarlas.

Grecia dijo que el deterioro presupuestario de este año se cubrirá con medidas adicionales que suman 3.000 millones de euros, aumentando la lucha contra la evasión fiscal y los recortes del gasto público, al tiempo que las privatizaciones aportarán entre 2.000 y 4.000 millones de euros en 2011.

"Hoy el Gobierno presentó un plan fiscal a medio plazo amplio y específico hasta 2015", declaró a Reuters el ministro de Finanzas Georgios Papaconstantinou. "Esto muestra el compromiso y la disposición de llevar a cabo la disposición fiscal y hacer más reformas estructurales".

En una reunión ministerial, el ministro dijo que Atenas venderá su participación en la mayor empresa de apuestas de Europa, OPAP, y que reducirá la que tiene en la eléctrica PPC del 51 al 34 por ciento el año que viene, aunque manteniendo la dirección.

Los políticos europeos han tratado de calmar a los inversores esta semana, asegurando que la reestructuración no está en el programa y señalando que este paso tendría duras consecuencias para los bancos europeos y la frágil economía de los 17 países de la eurozona.

Pero un dirigente alemán ha admitido que podrían hacer falta más pasos y los analistas sostienen que eso supondría pedir a los inversores en bonos que acepten cambios de manera voluntaria, como pagos más pequeños o más tarde.

"Un corte de pelo o una reestructuración de la deuda no sería un desastre", citó la agencia Bloomberg a Werner Hoyer, uno de los viceministros de Exteriores e integrante de los liberales demócratas, socios en la coalición de gobierno de Angela Merkel.

Si los acreedores de Grecia aceptaran que unas negociaciones con Atenas "ayudarían en una reestructuración de la deuda, entonces por supuesto nosotros apoyaríamos eso", agregó, según la cita.

MEDIDAS FISCALES

La falta de compromisos detallados en un discurso clave del primer ministro griego, Georgios Papandreu, provocó un descenso de la bolsa griega del 2,7 por ciento. El rendimiento del bono griego a diez años sobre el alemán de referencia se amplió a 1.059 puntos básicos.

Papandreu dijo que después de Semana Santa se darán más detalles y un calendario sobre las medidas.

"El plan se completará en las próximas semanas y entonces se presentará al Parlamento", dijo en una reunión de Gabinete. "Hoy estamos presentando las pautas básicas de un mapa de ruta que nos llevará desde la Grecia de la crisis a la Grecia de la creatividad".

Los analistas dicen que la información sobre las privatizaciones será bienvenida, al mostrar determinación política a pesar de la reacción de los sindicatos y de la oposición.

"Creo que el mercado reaccionará positivamente a las desinversiones estatales previstas, que muestran que el Gobierno está decidido a seguir adelante a pesar de la oposición sindical", dijo Theodore Muratidis, un asesor de inversiones en Fortius Securities.

Pero analistas dijeron que los pasos fiscales son menos convincentes. El Gobierno ha visto cómo los ingresos fiscales son decepcionantes ante la evasión fiscal, y la recesión creciente amenaza con hacer descarrilar los objetivos fiscales acordados con la UE y el FMI a cambio de un rescate de 110.000 millones de euros.

"La hoja de ruta de hoy no ha hecho nada para calmar los nervios del mercado", dijo Ben May, de Capital Economics. "Por tanto, seguimos pensando que es solo una cuestión de tiempo, y no de si Grecia se ve obligado a suspender pagos".

Como se esperaba, Grecia anunció ventas de activos, recortes de beneficios y subidas de impuestos efectivas para ahorrar 23.000 millones de euros entre 2012 y 2015, con el fin de llevar su déficit presupuestario a cerca de un uno por ciento del Producto Interior Bruto en 2015, desde cerca de un 10 por ciento en 2010.

Además, pretende recaudar 50.000 millones de euros con privatizaciones hasta 2015, un objetivo que muchos analistas y políticos ven como muy optimista.

La oposición criticó el plan, calificándolo de ineficaz para sacar a Grecia de la crisis, mientras que los sindicatos, que están planeando más huelgas en mayo, prometieron redoblar su actividad.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below