El plan de Grecia no calma los temores sobre su deuda

viernes 15 de abril de 2011 20:33 CEST
 

Por Dina Kyriakidou y Lefteris Papadimas

ATENAS, 15 abr (Reuters) - Grecia presentó el viernes un plan para vender acciones en empresas estatales clave y profundizar los recortes presupuestarios, pero a pesar de ello no consiguió calmar los temores de que tenga que reestructurar su deuda, impulsados por unas declaraciones de un dirigente alemán.

La prima que tiene que pagar Atenas por colocar su deuda en el mercado saltó por segundo día consecutivo - en más de medio punto porcentual - después de que un viceministro alemán fuera citado diciendo que "no sería un desastre" si el país atenazado por las deudas tuviera que reestructurarlas.

Grecia dijo que el deterioro presupuestario de este año se cubrirá con medidas adicionales que suman 3.000 millones de euros, aumentando la lucha contra la evasión fiscal y los recortes del gasto público, al tiempo que las privatizaciones aportarán entre 2.000 y 4.000 millones de euros en 2011.

"Hoy el Gobierno presentó un plan fiscal a medio plazo amplio y específico hasta 2015", declaró a Reuters el ministro de Finanzas Georgios Papaconstantinou. "Esto muestra el compromiso y la disposición de llevar a cabo la disposición fiscal y hacer más reformas estructurales".

En una reunión ministerial, el ministro dijo que Atenas venderá su participación en la mayor empresa de apuestas de Europa, OPAP, y que reducirá la que tiene en la eléctrica PPC del 51 al 34 por ciento el año que viene, aunque manteniendo la dirección.

Los políticos europeos han tratado de calmar a los inversores esta semana, asegurando que la reestructuración no está en el programa y señalando que este paso tendría duras consecuencias para los bancos europeos y la frágil economía de los 17 países de la eurozona.

Pero un dirigente alemán ha admitido que podrían hacer falta más pasos y los analistas sostienen que eso supondría pedir a los inversores en bonos que acepten cambios de manera voluntaria, como pagos más pequeños o más tarde.

"Un corte de pelo o una reestructuración de la deuda no sería un desastre", citó la agencia Bloomberg a Werner Hoyer, uno de los viceministros de Exteriores e integrante de los liberales demócratas, socios en la coalición de gobierno de Angela Merkel.   Continuación...