El G-20 fija condiciones para sumar al yuan a monedas del FMI

jueves 31 de marzo de 2011 19:24 CEST
 

Por Daniel Flynn y Annika Breidthardt

NANJING, China, 31 mar (Reuters) - Los ministros de Finanzas del G-20 realizaron modestos avances el jueves para reformar un sistema monetario global que según el presidente francés, Nicolas Sarkozy, es tan inestable que podría llevar nuevamente al mundo a sufrir una crisis económica.

Los ministros y los responsables de los bancos centrales de los 20 principales países desarrollados y en desarrollo se acercaron hacia un consenso sobre la necesidad de incluir al yuan chino en la cesta de monedas que componen los Derechos Especiales de Giro (DEG), la unidad contable del Fondo Monetario Internacional.

Sumar al yuan a la canasta de los DEG sería un reconocimiento a la creciente influencia económica de China y un paso concreto para hacer más representativo el actual sistema monetario global.

"Sin reglas, el sistema monetario y financiero internacional es incapaz de anticipar crisis, burbujas financieras y la expansión de los desequilibrios", dijo Sarkozy al abrir un seminario del G-20 celebrado en la ciudad china de Nanjing, al este del país.

"Sin reglas ni supervisión, el mundo se arriesga a estar condenado a crisis cada vez más serias y severas", agregó ante un auditorio en el que estaba presente el director del FMI y potencial rival de Sarkozy en las próximas elecciones francesas, Dominique Strauss-Kahn.

Francia preside durante este año el G-20, que reúne a economías desarrolladas y emergentes que representan cerca del 85 por ciento de la producción global.

China, pese a que aceptó ser anfitriona del encuentro, no muestra gran entusiasmo por la iniciativa de Sarkozy.

"El proceso de reforma será largo plazo y complejo", dijo el vice primer ministro chino, Wang Qishan, en sus comentarios iniciales.   Continuación...