ACTUALIZA - Detectan radiación en el agua de Tokio

miércoles 23 de marzo de 2011 14:44 CET
 

(Actualiza información)

Por Kiyoshi Takenaka y Yoko Kubota

TOKIO, 23 mar (Reuters) - Japón dijo el miércoles que el coste de los daños del devastador seísmo y posterior maremoto del 11 de marzo podrían alcanzar 25 billones de yenes (216.000 millones de euros), mientras las autoridades en Tokio advertían de que no se debería dar agua del grifo a los bebés debido a la radiación procedente de una central nuclear dañada.

El primer cálculo oficial desde el desastre cubre daños a carreteras, viviendas, fábricas y otras infraestructuras, y supera por mucho los 100.000 millones de dólares del terremoto de Kobe en 1995, convirtiéndolo en el desastre natural más caro del mundo.

Mientras aumenta el temor por los riesgos a la seguridad alimentaria derivados de la central de Fukushima, situada a 250 kilómetros al norte de la capital, Estados Unidos se convirtió en la primera nación que bloquea las importaciones de algunos alimentos nipones.

La central nuclear, dañada por el terremoto de 9,0 y el tsunami que ha causado unos 23.000 muertos o desaparecidos, sigue sin estar bajo control, y sus empleados tuvieron que ser evacuados el miércoles cuando empezó a salir humo negro de uno de sus seis reactores.

Las autoridades de Tokio dijeron que el agua en una planta de purificación para la capital de 13 millones de habitantes tenía 210 becquereles de yodo radiactivo - más del doble del nivel de seguridad para los bebés.

Sin embargo, el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, dijo que el nivel de radiación no representaba un riesgo inmediato para la salud y que aún puede usarse el agua.

"Pero para niños menores de un año, quisiera que (sus padres) se abstengan de usar agua del grifo para diluir leche de fórmula para bebés", declaró.   Continuación...