24 de febrero de 2011 / 12:36 / hace 6 años

Alemania registró un fuerte crecimiento en el último trimestre

Por Sören Amelang y Annika Breidthardt

BERLÍN, 24 feb (Reuters) - Las sólidas exportaciones de Alemania contrarrestaron una caída en la construcción ocasionada por el duro clima invernal en el cuarto trimestre del año pasado y ayudaron a que la mayor economía de Europa siguiera creciendo, en un buen anticipo para 2011.

Las cifras detalladas de la Oficina Federal de Estadísticas confirmaron el jueves que el Producto Interior Bruto (PIB) alemán creció un 0,4 por ciento en el cuarto trimestre, su séptima expansión trimestral seguida, pese a que fue menor que los primeros tres trimestres del año.

Alemania ha exhibido una recuperación más rápida que la prevista y dejado atrás a sus otros países europeos desde que emergió de su peor recesión desde la posguerra en 2009. A tasa interanual, su economía creció un cuatro por ciento en el cuarto trimestre frente a los últimos tres meses del año anterior.

El dato refuerza la idea de que en Europa coexisten dos velocidades de recuperación: las mayores economías del norte crecen más rápido que las complicadas y endeudadas de la periferia, donde se esperan nuevas medidas de austeridad este año para combatir la crisis de deuda.

Sin embargo, las esperanzas de Europa de que el repunte económico alemán se extienda empujado por el crecimiento del consumo, que impulsaría la demanda alemana de productos del resto de Europa, se redujeron en el cuarto trimestre, ya que la expansión del consumo privado se desaceleró.

El comercio creció un 0,7 por ciento, tras un 0,8 por ciento en el tercer trimestre, agregando solo una décima porcentual a la expansión del PIB de la mayor economía de Europa.

"El consumo privado fue más débil que en los trimestres previos, quizás también se vio afectado por el tiempo", dijo Andreas Scheuerle, economista de Dekabank.

Las exportaciones, el motor tradicional de la economía alemana, crecieron un 2,5 por ciento en el último trimestre del año, mientras que la construcción se contrajo un 3,9 por ciento, perjudicada por las severas condiciones climáticas en diciembre.

"Tal como se esperaba, la industria de la construcción se frenó considerablemente a finales de 2010. Pero eso debiera ser compensado en el primer trimestre", comentó Ulrike Kastens de Sal. Oppenheim.

"Los sólidos pedidos y los positivos indicadores de confianza sugieren un crecimiento (del PIB) de entre un 0,8 y un 1,0 por ciento en el primer trimestre", auguró.

Sin embargo, la escalada de los precios del petróleo, que llegaron a casi 120 dólares el barril el jueves debido a las revueltas en Libia, representa un riesgo mayor para Alemania que para otras economías de la zona euro.

"La mayor amenaza para la economía alemana actualmente viene de los precios del crudo", dijo Carsten Brzeski, economista de ING. "La inflación de la energía y los alimentos podría afectar la recuperación del consumo", agregó.

"Los gastos vinculados a la energía en Alemania representan una porción significativamente más alta del gasto total que en la mayoría de los demás países de la zona euro", sostuvo.

El comercio agregó 0,7 puntos porcentuales al crecimiento del PIB de la mayor economía de Europa, indicó la oficina de estadísticas. La actividad de construcción sustrajo 0,4 puntos porcentuales al PIB, la misma cantidad que redujo el vaciado de inventarios.

"Junto con una amplia recomposición de los libros de pedidos, la segunda contribución negativa consecutiva de los inventarios se ve bien para el crecimiento de los trimestres siguientes, dado que la reducción de inventarios debiera ser sólo un fenómeno temporal", agregó Brzeski.

PREVISIÓN

El Gobierno alemán espera que la economía del país crezca a una tasa anual media del 1,6 por ciento hasta 2015, según una propuesta del Gobierno conocida por Reuters el jueves.

Para ayudar a financiar la asistencia para el desarrollo, el Gobierno planea introducir a prueba en 2012 las notas de propósitos especiales llamadas Schatz, unos instrumentos financieros vinculados a la inflación y sin rendimiento que apuntan a los inversores privados, según la propuesta del Ministerio de Finanzas.

Por otro lado, fuentes gubernamentales germanas dijeron a Reuters que el Gobierno podría alcanzar su meta de deuda pública en 2015 bajo condiciones económicas favorables, un año antes de lo previsto.

Este año comenzó a regir la llamada ley de freno a la deuda, que obliga al Gobierno federal a reducir la brecha entre sus ingresos y sus gastos a menos de 10.000 millones de euros anuales a 2016.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below