23 de noviembre de 2010 / 21:01 / hace 7 años

EEUU creció en el tercer trimestre más de lo que se calculó

6 MIN. DE LECTURA

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 23 nov (Reuters) - La economía estadounidense creció con más fuerza que lo estimado previamente en el tercer trimestre, pero un descenso en la venta de viviendas de segunda mano en octubre indica que la recuperación se mantiene demasiado anémica como para reducir los elevados niveles de paro.

El Departamento de Comercio revisó al alza la expansión del Producto Interior Bruto (PIB) a un ritmo anualizado desde el 2,0 por ciento estimado originalmente del 2,5 por ciento, por una solidez mayor de la anticipada en las exportaciones y el gasto del consumidor y del Gobierno.

Preocupaciones sobre el lento crecimiento y la baja inflación llevaron a la Reserva Federal a inicios de este mes a lanzar un plan para comprar 600.000 millones de dólares en bonos del Gobierno y las minutas de la reunión del 2 y 3 de noviembre mostraron que las autoridades estudiaron incluso acciones más agresivas para impulsar la economía.

El optimismo sobre la aceleración en el crecimiento, que alcanzó una tasa levemente mayor al 2,4 por ciento estimado por los analistas, fue moderado por el informe que mostró una caída mayor a la esperada en las ventas de viviendas de segunda mano durante octubre.

"Es un paso en la dirección correcta, pero no es lo suficientemente fuerte como para reducir la tasa de desempleo", dijo Ryan Sweet, economista de Moody's Analytics en West Chester, Pensilvania. "Esto respalda la decisión de la Fed de retomar el alivio monetario", agregó.

Algunos han advertido que el programa de compra de bonos de la Fed podría generar inflación sin conducir a la creación de empleos.

Otros han expresado su aprobación a las medidas. Nouriel Roubini, jefe de RGE Global Economics, dijo a Reuters Insider que el plan era un "mal necesario", aún cuándo sólo sumará 0,3 punto porcentual a la expansión el próximo año.

Las minutas de la Fed también mostraron que funcionarios del banco central estadounidense recortaron los pronósticos de crecimiento este año y en 2011, y que creen que el desempleo seguirá elevado.

Recientemente se han conocido indicaciones de que la actividad económica cobró fuerza en el inicio del cuarto trimestre, pero el crecimiento probablemente se mantendrá por debajo de la tasa de más del 3 por ciento que los economistas consideran necesaria para reducir una tasa de desempleo del 9,6 por ciento.

La economía de Estados Unidos se expandió a un ritmo del 1,7 por ciento en el segundo trimestre.

El aumento de las tensiones en la península de Corea y temores sobre la crisis de deuda soberana de Europa opacaron la cifra de crecimiento en los mercados financieros estadounidenses.

Mayor Gasto

El sector inmobiliario sigue siendo uno de los puntos más débiles de la economía a medida que se recupera desde su peor recesión desde 1930. Se espera que el banco central estadounidense reduzca sus proyecciones de crecimiento para este año y hasta 2012 cuando publique las minutas de su encuentro del 2 y 3 de noviembre.

El Gobierno revisó el crecimiento del tercer trimestre para reflejar una mayor participación del gasto del consumidor, del Gobierno y de las empresas.

El gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica en el país, creció a una tasa del 2,8 por ciento en el período entre julio y septiembre, en lugar del 2,6 por ciento reportado inicialmente.

Ese fue su mayor ritmo desde el cuarto trimestre dl 2006 y representa una aceleración desde el 2,2 por ciento del trimestre previo.

En tanto, el gasto del Gobierno creció a una tasa del 4,0 por ciento, en lugar del 3,4 por ciento anunciado anteriormente, debido a una revisión al alza en los gastos locales y estatales.

"El alza en el consumo sugiere que el gasto familiar podría estar comenzando a tomar cierta fuerza", dijo Paul Dales, economista de Capital Economics en Toronto.

La inversión empresarial fue un poco mayor de lo estimada inicialmente, impulsada por un gasto mucho mayor en equipos y software, aunque la inversión en infraestructura fue débil. El gasto de las empresas creció a una tasa del 10,3 por ciento, por sobre el anuncio previo del 9,7 por ciento.

La revisión al PIB mostró también que el crecimiento de las importaciones no fue tan grande como se consideró el mes pasado, mientras que las exportaciones fueron un poco mayores. Esto llevó a que el déficit comercial recortara el PIB en 1,76 puntos porcentuales, en lugar del descuento de 2,01 puntos.

Por otra parte, el reporte reafirmó el hecho de que no existen presiones inflacionarias en la economía. El medidor favorito de la Fed para la inflación, el índice de precios de consumo personal excluyendo alimentos y energía, creció a una tasa anual del 0,8 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below