22 de noviembre de 2010 / 15:43 / hace 7 años

RESUMEN-Socio del Gobierno Irlanda pide elecciones tras rescate

Por Padraic Halpin y Kirsten Donovan

DUBLÍN/LONDRES, 22 nov (Reuters) - El Partido Verde de Irlanda desahució el lunes a la impopular coalición de Gobierno de la que forma parte, al exigir que se adelanten a enero las elecciones generales después de que el país tuviera que aceptar un rescate financiero de la UE y el FMI, sumándose a la petición de la oposición.

Los verdes, socios minoritarios en la coalición de Gobierno, retiraron su respaldo al Gobierno al día siguiente de que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional acordaran un rescate a Irlanda mediante préstamos para frenar su crisis bancaria y fiscal, desatando reacciones airadas en el país.

Dos diputados irlandeses independientes, de quienes depende el Gobierno para preservar su mayoría en el Parlamento, dijeron que no podían comprometer su respaldo a los presupuestos de 2011, poniendo en duda su aprobación.

A ellos se sumaron los líderes de los partidos Fine Gael y Laborista en la oposición, que pidieron una inmediata disolución de las cortes y la convocatoria de elecciones anticipadas. La irritación pública hacia el Gobierno ha alcanzado niveles de ebullición por la percepción de mala gestión de la crisis económica y financiera del país.

Funcionarios del FMI y la UE comenzaron el lunes a trazar los detalles del plan de rescate - que se espera sume entre 80.000 y 90.000 millones de euros -, mientras el Gobierno irlandés da los últimos toques a un drástico plan de austeridad de 15.000 millones de euros. Un alto cargo de la zona euro dijo que los primeros préstamos podrían comenzar a llegar en enero.

Pero las acciones europeas .FTEU3 y el euro EUR= revirtieron sus ganancias iniciales, tras el anuncio del rescate que apunta tanto a poner freno a la crisis financiera del país como a evitar el contagio a otras economías de la región.

El Gobierno de coalición en Irlanda, integrado por el Fianna Fail, los verdes y políticos independientes, tiene una mayoría de tres escaños en el Parlamento, que se vería limitada si los seis parlamentarios verdes retiran su respaldo.

“Ahora hemos alcanzado un punto en el que el pueblo irlandés necesita una certidumbre política más allá de los próximos dos meses. De modo que creemos que es momento de fijar una fecha para las elecciones generales en la segunda mitad de enero de 2011”, señaló el Partido Verde en un comunicado.

“Lamento profundamente que el país esté en manos del FMI y mis colegas y yo estamos profundamente molestos con lo que ha pasado, pero creemos que teníamos que quedarnos en el Gobierno en todo momento para actuar en pro del interés nacional”, dijo en una rueda de prensa el líder de los verdes, John Gormley. Se espera que su partido sea barrido en unos comicios.

Los economistas expresaron sus dudas respecto a que el segundo rescate de la zona euro en seis meses, después de Grecia, sea suficiente para evitar que los mercados se abalancen sobre Portugal o eviten que los estados más endeudados acaben fallando en sus pagos a largo plazo, pero las autoridades comunitarias expresaron su optimismo.

“Estimamos que el primer envío de dinero podría llevarse a cabo en el curso de enero”, afirmó a la prensa el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

“No creo que vaya a haber un efecto de contagio inmediato”, afirmó. “El hecho de que hayamos puesto freno al caso irlandés indica que estamos tomando muy seriamente la estabilidad y la cohesión de la zona euro” .

La agencia Moody’s dijo que, tras el plan de rescate, lo más probable era una rebaja en la calificación de crédito de Irlanda en varios escalones, aún manteniendo la nota en grado de inversión.

PLAN DEUDA SIN CAMBIOS

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, afirmó que el programa económico del Gobierno de cuatro años, que se anunciará el miércoles, supondrá 10.000 millones de euros en recortes del gasto público y 5.000 millones de euros en subidas de impuestos, que se sumarán a dos años de duras medidas de austeridad que ya se están aplicando.

Se espera que el Gobierno reduzca el salario mínimo, recorte el presupuesto de beneficios sociales y el número de funcionarios, además de introducir un nuevo impuesto a la propiedad y de elevar el tributo a la renta. Los sindicatos han dicho que esto podría desatar la protesta social, y tienen convocada una manifestación para el sábado en Dublín.

El ministro de Finanzas, Brian Lenihan, dijo que la UE y el FMI han visto el borrador del plan de austeridad cuatrienal y que es poco probable que exijan cambios.

En un intento por reavivar el crecimiento económico, los ministros dijeron que preservarán la bajísima tasa de impuesto corporativo del 12,5 por ciento, que ha sido un imán para la inversión extranjera, pero irritante para muchos socios de la UE que lo ven como un modo de competencia desleal.

¿CONTAGIO?

Portugal, el siguiente en la línea de fuego de los mercados, envió un comunicado en que dijo que el acuerdo del domingo de Irlanda con la UE debería devolver la confianza de los inversores en la zona euro de 16 naciones.

Algunos economistas sostienen que el rescate para Irlanda podría dar un alivio a corto plazo, pero expresaron sus dudas sobre la posibilidad de que este evite que Portugal sea obligado a pedir ayuda finalmente.

“Creo que este implica que Portugal es el próximo (en pedir ayuda). No sé si esto sucederá antes del fin de año o después, pero es casi inevitable”, dijo Filipe Garcia de Informacao de Mercados Financeiros en Porto.

Pero el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, minimizó el riesgo de problemas de contagio de mercado hacia otros países con altos déficits.

“Si encontramos ahora la respuesta correcta al problema irlandés, entonces hay grandes posibilidades de que no hayan efectos contagio”, dijo al canal de televisión ZDF.

Un plan para reestructurar los bancos de Irlanda, que habían sido rescatados por el Estado tras el boom inmobiliario impulsado por una gran facilidad para entregar créditos y que colapsó en 2008, será un eslabón central del paquete de ayuda internacional.

El ministro Lenihan dijo que los bancos serían reducidos para centrarse en negocios nacionales y créditos de consumo de acuerdo al esquema de la UE y el FMI, lo que podría permitir a Dublín retornar con rapidez a los mercados de bonos.

Reino Unido, que no forma parte de la zona euro, ofrecería a Dublín asistencia bilateral además de la del FMI y la UE. El ministro de Finanzas, George Osborne, dijo que la contribución de Londres podría ser de unos 7.000 millones de libras (11.190 millones de dólares). Según datos oficiales, los bancos británicos y alemanes son los mayores acreedores del sistema financiero irlandés.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below