Sarkozy encara crucial semana para reforma pensiones en Francia

domingo 17 de octubre de 2010 13:58 CEST
 

Por Catherine Bremer

PARÍS, 17 oct (Reuters) - El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, someterá a un momento clave su reforma de jubilación la semana próxima, mientras trabajadores ferroviarios, empleados de refinerías, camioneros y manifestantes elevan la presión para evitar que sea sometida a votación en el Senado.

Durante los meses de oposición a su plan de subir la edad de retiro en Francia para controlar un enorme déficit en el sistema de pensiones, Sarkozy no ha cedido a los poderosos sindicatos del país.

Los grupos de trabajadores, que tienen un historial de aplastar reformas impopulares, han señalado que seguirán protestando hasta alcanzar sus objetivos.

Con los suministros de combustible cerca de agotarse, los camioneros amenazando con tomarse las carreteras y numerosas convocatorias a nuevas marchas en toda la nación, la semana próxima pondrá a prueba la ambición del presidente.

Si las huelgas que empezaron el martes en las 12 refinerías de Francia continúan, los suministros de gasolina podrían comenzar a escasear para mediados de la semana próxima, de acuerdo al grupo de presión de la industria UFIP, lo que significa que el Gobierno tendría que considerar acudir a sus reservas de emergencia.

Hasta el momento, menos del 2 por ciento de las estaciones de gasolina de Francia se han visto afectadas, y los principales aeropuertos del país tienen suficiente combustible para seguir operando indefinidamente.

Los temores de que el principal aeropuerto internacional de Francia, Roissy Charles de Gaulle, se quedara sin combustible en las próximas 48 horas fueron disipados por el ministro del Transporte, Dominique Bussereau, quien afirmó el domingo a la radio Europea 1 que el oleoducto que abastece al terminal estaba funcionando.

"No existen preocupaciones respecto a Roissy. Podemos alimentarlo (con combustible) por un periodo ilimitado de tiempo", expresó.   Continuación...