Lamy de la OMC no ve indicios de una guerra comercial

sábado 9 de octubre de 2010 16:56 CEST
 

ZÚRICH, 9 oct (Reuters) - Actualmente no hay pruebas de precondiciones para una guerra comercial entre Estados Unidos y China, dijo el sábado el jefe de la Organización Mundial de Comercio (OMC), pese a las disputas verbales sobre la flexibilización del yuan.

Estados Unidos y la Unión Europea acusan a China de mantener el renminbi artificialmente débil para promover exportaciones, que socavan empleos y el crecimiento económico en Occidente.

A los altos cargos les preocupa que un débil dólar estadounidense y monedas relativamente fuertes de otros países pudieran empujar a las naciones a una ronda de depreciaciones de monedas para ayudar a mantener sus exportaciones.

Sin embargo, el director general de la OMC, Pascal Lamy, dijo al diario suizo TagesAnzeiger que no consideraba el asunto Estados Unidos-China como una crisis.

"Actualmente no veo que existan las precondiciones de una guerra comercial", afirmó al diario, y agregó que el asunto del valor justo de una moneda es mejor encarado en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Si tiene consecuencias demostrables, eso es una historia diferente. Si este tema fuera presentado, el sistema de resolución de disputas de la OMC se encargaría de él", indicó.

La ronda de negociaciones comerciales de Doha de la OMC, que fue lanzada en 2001 para ayudar a países pobres a prosperar mediante el comercio, ha estado paralizada desde 2008 y Lamy dijo al diario que cerca del 80 por ciento de las negociaciones habían sido terminadas.

"Un 20 por ciento aún está abierto. Y como siempre con las negociaciones la solución no radica en un solo participante", dijo. "Deben actuar diversos grandes jugadores deben actuar", sostuvo.

Estados Unidos ha sido responsabilizado por la falta de progreso de Doha, aunque el Gobierno de Estados Unidos ha dicho que se necesita una contribución mayor de países como China, India y Brasil.