El nivel de empleo precrisis no se recuperará hasta 2015 - OIT

viernes 1 de octubre de 2010 17:54 CEST
 

GINEBRA, 1 oct (Reuters) - El empleo al nivel mundial no recuperará los niveles previos a la crisis hasta 2015 si se continúa con las políticas actuales, lo que alimentará la tensión social, dijo el viernes la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La agencia de las Naciones Unidas dijo que retrasaba dos años (desde 2013) su previsión anterior del tiempo necesario para crear los 22 millones de puestos que se necesitan para recuperar los niveles precrisis: 14 millones en los países ricos y ocho en las naciones en desarrollo.

La economía mundial ha comenzado a crecer de nuevo con signos alentadores de recuperación del empleo especialmente en algunas economías emergentes de Asia y América Latina, dijo la OIT en su informe anual sobre el Mundo del Trabajo.

"Pese a esos avances significativos (...) nuevas nubes han emergido en el horizonte del empleo y las perspectivas han empeorado significativamente en muchos países", declaró.

Raymond Torres, principal autor del informe, dijo en rueda de prensa que la pérdida de empleo desde que comenzó la crisis ha ascendido a 30 ó 35 millones. La OIT tiene una previsión de desempleo para este año de 213 millones, con una tasa de 6,5 por ciento.

Para Estados Unidos - donde un desempleo persistente se ha convertido en uno de los principales temas de las elecciones de noviembre - aún hacen falta 6,9 millones de puestos de trabajo para recuperar los niveles precrisis, dijo el economista de la OIT Steven Tobin.

La pérdida prolongada de empleo y la percepción creciente de injusticia amenazan con aumentar la tensión social, dijo la OIT.

En 35 países para los que existe datos, casi el 40 por ciento de las personas que buscan trabajo llevan más de un año sin empleo, lo que conlleva el riesgo de desmoralización y problemas mentales, y los jóvenes están desproporcionadamente afectados por el desempleo.

La agencia indicó que se había detectado malestar social vinculado a la crisis en al menos 25 países, entre ellos algunas economías emergentes en recuperación.

En más de tres cuartas partes de los 82 países con información disponible, la percepción de la gente de su calidad y nivel de vida había descendido en 2009 respecto a 2006, y la satisfacción en el trabajo también disminuyó incluso entre los que están empleados.

Torres advirtió a los gobiernos en contra de retirar los estímulos fiscales mientras que la recuperación aún es débil.