23 de septiembre de 2010 / 14:38 / en 7 años

Irlanda rompe los pronósticos y cae en el segundo trimestre

Por Carmel Crimmins y Andras Gergely

DUBLÍN, 23 sep (Reuters) - La economía irlandesa se contrajo un 1,2 por ciento en el segundo trimestre, aplastando las expectativas de crecimiento y planteando un nuevo problema al primer ministro, Brian Cowen, que trata de convencer a los inversores de que el país no se encuentra al borde de una crisis financiera.

Irlanda está bajo una enorme presión internacional para afrontar el peor déficit presupuestario en la UE, pero la frágil economía interna puede impedir que Cowen reduzca demasiado el gasto público, lo que se une al escepticismo de los mercados sobre la capacidad del país para cargar con el peso de una desastrosa burbuja inmobiliaria.

Tras conocerse el dato, la prima que demandan los inversores para optar por los bonos soberanos irlandeses a 10 años en vez de por los alemanes de referencia tocó un nuevo máximo en la historia de la zona euro.

“Es un equilibrio delicado. Sinceramente, no creo que el Gobierno tenga mucha alternativas a imponer recortes, pero desde luego muestra que tendrán que ser cautos a la hora de ser demasiado enérgicos”, dijo Austin Hughes, economista jefe del Banco KBC.

La contracción trimestral se produjo a pesar del pronóstico consensuado entre los economistas de que crecería un 0,5 por ciento, poniendo de manifiesto la poca disposición de los consumidores a gastar en medio de una tendencia de austeridad pública. También contrasta notablemente con el crecimiento en gran parte de la eurozona en el mismo periodo, con la gran excepción de la endeudada Grecia.

Junto con una revisión a la baja de las cifras del primer trimestre, estos datos sugieren que la economía irlandesa se mantendrá plana este año, según los analistas, en contra de la previsión gubernamental de un crecimiento de alrededor del uno por ciento.

Irlanda tiene una economía muy abierta y dependiente de la demanda exterior, y varios sondeos conocidos el jueves mostraron una ralentización mayor de la prevista en las tasas de crecimiento de los sectores manufacturero y de servicios de la zona euro correspondientes a este mes.

CREDIBILIDAD

Con los costes de acudir al mercado para pedir préstamos en unos niveles insostenibles a medio plazo, el ministro de Finanzas, Brian Lenihan, reiteró que el Gobierno va a mantener su objetivo de llevar el déficit público al tres por ciento del PIB en 2014.

“Un plazo más largo para el plan fiscal privaría a este país de cualquier credibilidad en los mercados internacionales”, declaró en una entrevista con la emisora pública RTE.

El Fondo Monetario Internacional ya ha dicho que es poco probable que Irlanda cumpla este objetivo, y los inversores temen que si su economía sigue siendo frágil, el Gobierno tendrá que hacer más fiscalmente para reducir los niveles de deuda.

“Esto probablemente va a traducirse en un presupuesto más estricto”, dijo Stephen Taylor, analista de Dolmen Stockbrokers. “Para ser sinceros, probablemente buscarán adelantar un poco el presupuesto para tranquilizar a los mercados”.

Pero el ministro de Finanzas ha descartado que vaya a adelantar la publicación de sus planes fiscales para 2011, que se conocerán el 7 de diciembre, y señaló que el ritmo del declive en el consumo y la inversión se estaba moderando.

El creciente costo del rescate al banco Anglo Irish Bank llevaría el déficit del país a al menos un 25 por ciento del PIB este año, anulando los beneficios de las medidas de austeridad en presupuestos anteriores.

Las autoridades irlandesas insisten en que el impacto del rescate en el déficit será excepcional debido a las normas de rendir cuentas de la oficina de estadísticas europea Eurostat y señalaron que el costo de gestionar la entidad se alargará durante 15 años. Sin embargo, los mercados se muestran temerosos ante la situación del país.

El Gobierno espera que la publicación de una ley final para la gestión de Anglo, que se promulgaría en las próximas semanas, ayude a tranquilizar a los inversores, pero los analistas señalan que Dublín también tendrá que tomar medidas drásticas en su presupuesto.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below